Secciones

Consejos ¿Cómo secar la ropa los días de lluvia?

Es otoño, empieza a llover, y tú acabas de recordar que hace cuatro días tendiste una lavadora y aún está por recoger. En ese instante, te ves a ti mismo desde fuera, saltando a cámara lenta por encima del sofá y la mesa camilla, dirigiéndote como una exhalación hacia el tendedero para intentar que no se moje demasiado. Agarras pinzas y prendas como si se las fuera a llevar el mismísimo diablo, hasta que te das cuenta de que ya es tarde: la lluvia te ha estropeado la colada. Resignado, vuelves a meter la ropa en la lavadora, con la esperanza de que a la decimosexta sea la vencida. Tranquilo, en eltiempo.es queremos ayudarte a que no tengas que lavar la misma ropa una decimoséptima vez. Lee atentamente estos consejos.

Fuente: http://notirasa.com/

  • Mira la previsión meteorológica en nuestra web antes de tender la ropa fuera. Si aparece un icono de lluvia y decides tenderla, el ciclo anterior volverá a empezar. Y no quieres eso porque ya te has quedado sin ropa interior limpia.
  • Si, aun así, te empeñas en tenderla en el exterior (ya sea por cabezonería, o porque tu piso mide 20 metros cuadrados), puedes colocar un plástico sobre las cuerdas. Hazlo de manera que no quede pegado a la ropa para que no se produzca condensación, pues será peor el remedio que la enfermedad. Un truco es utilizar perchas y poner sobre ellas el plástico: la ropa no rozará el plástico, y además éste quedará inclinado y no se acumulará el agua en la parte superior. Una pequeña obra de ingeniería que te salvará la colada.

Fuente: http://latinsud.blogspot.com.es/

  • Si tienes espacio en casa, lo ideal es utilizar un tendedero plegable para tender la ropa. Existen numerosos tipos, que van desde el típico tendedero con alas, hasta los eléctricos, pasando por los de estilo paraguas o los diseñados para colocar sobre la bañera. A mí me conquistaría uno que, a parte de secar, también me emparejara los calcetines.

Existen tendederos plegables para todos los gustos. Fuente http://www.concienciaeco.com/

  • Organiza el tendedero. Sitúalo en una habitación donde haya corrientes de aire y alguna fuente de calor cercana (ya sea el sol, una estufa o un radiador). Respeta el espacio entre las prendas para que pueda circular el aire a su alrededor y se sequen antes. Añade algunas perchas para colgar las camisas y vestidos. Los jerseys puedes secarlos de forma horizontal sobre alguna toalla (encima de una mesa, por ejemplo); se secarán más rápido y además evitarás que se deformen.
  • No coloques la ropa sobre los radiadores. Ya te advertimos cuando te dimos algunos consejos para ahorrar calefacción que este hecho hará que consumas más energía y suba tu factura. Utiliza un tendedero especial para radiadores; no son muy grandes, pero te servirán para secar la ropa interior, por ejemplo. Sitúa estratégicamente los gayumbos con agujeros en la parte menos visible, no querrás espantar a las visitas.

Fuente: http://www.lacasadeltendedero.com/

  • No olvides quitar el exceso de agua y sacudir enérgicamente cada prenda antes de tenderla. Esto, además de facilitar el secado, minimizará las arrugas, y te evitará mucho sufrimiento a la hora de planchar. Y, por cierto, la NASA acaba de informar de que tu montaña de la plancha se ve desde el espacio. Deberías ponerte ya con ella.
  • Y un último truco: si necesitas secar una prenda con urgencia, métela en una bolsa de plástico e introdúcela en el congelador. Por la mañana estará completamente seca. Aunque, eso sí, quizá huela un poco a merluza. No se puede tener todo en esta vida.

Fuente: www.flickr.com (@gfotografia)

¿Quieres más consejos como estos? Sígueme en @tiempoconsejos.