Secciones

¿Sabías que...? ¿Cómo se forman las olas?

¿Te has preguntado alguna vez cómo se forman las olas? Parece un proceso sencillo cuando las vemos romper en la orilla, pero son un fenómeno físico más complejo de lo que puede parecer a simple vista. Y es que las olas son el alma del mar, con ese movimiento ondulatorio que nos eclipsa y relaja cuando nos sentamos en la orilla a contemplarlas.

Las olas son lo que se conoce en física como ondas mecánicas y se propagan entre dos medios materiales, en este caso entre la atmósfera y el agua. Una ola se forma por la fuerza del viento sobre la superficie de un líquido bien sea el océano, un río, un lago o el mar. Cuando las olas se producen en aguas profundas, es también el viento la fuerza generadora de la onda, que se propaga alcanzando distancias a veces muy lejanas de su punto de origen.

Por lo tanto hay que distinguir dos movimientos. El primero es la oscilación del medio movido por la onda, que en este caso, es un movimiento circular. El segundo es la propagación de la onda, que se produce porque la energía se transmite con ella, trasladando el fenómeno con una dirección y velocidad, llamada en este caso velocidad de onda.

La primera fase, en la que el viento sopla sobre la superficie, da lugar a lo que se llaman ondas capilares. Cuando la fricción es más intensa aparece una segunda fase que son las ondas gravitatorias.

Al contrario de lo que se puede pensar las olas no transportan agua, sino movimiento, de este modo cuando se produce la ola se genera un movimiento circular en el agua y cuando esta pasa, las partículas regresan al mismo lugar. Es como atar una cuerda a una silla y hacer ondas, la cuerda no sale de las manos.

La altura de las olas depende de varios factores: la velocidad del viento, su persistencia, la estabilidad de su dirección, el tamaño de la superficie de agua y su profundidad. Cuanto más se cumplan dichas circunstancias, mayores serán las olas.

El fotógrafo Clark Little descubrió en 2007 su vocación por la imagen y, sobre todo, por la captura de las olas en movimiento. Desde entonces, no ha cesado de introducirse en el corazón de las olas que rompen, cargado con su equipo, para inmortalizar su belleza. Os dejamos este vídeo y algunas imágenes espectaculares:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder