Secciones

Consejos ¿Cómo saber si mi crema solar está caducada?

Los protectores solares son un producto fundamental en verano que evita importantes lesiones cutáneas por la incidencia de la radiación.

La llegada del verano y el buen tiempo incrementa el periodo de exposición de muchas personas, que pasan horas bajo la luz del sol durante el día. Más aún en julio y agosto, donde playas, piscinas y espacios naturales se convierten en los destinos predilectos para las vacaciones y para pasar el tiempo de ocio. 

caduca la crema solar

Ante estas situaciones, siempre se recomienda mantener un cuidado de la piel adecuado con productos como la crema solar. Sin embargo, muchos españoles no recurren a estos protectores o los utilizan de forma defectuosa.

Uno de los errores más comunes es utilizar cremas solares de temporadas pasadas, pero ¿cómo se puede saber si el protector solar está caducado o no protege la piel de forma conveniente?

Mantener la protección de la piel

El método más rápido para saber si una crema o protector solar está caducado es comprobar la fecha impresa en el envase. En ella se refleja su uso preferentes. No obstante, aunque esa fecha todavía no haya llegado, si la loción se utilizó en temporadas anteriores, tampoco se recomienda su aplicación sobre la piel ya que ha podido perder propiedades al permanecer tantos meses abierta.

Si cambia de aspecto de color o tiene un olor desagradable, no debemos utilizar la crema solar

“Si no lo hemos abierto, la fecha de caducidad es la que figura. Para conocer cuándo debemos desecharlo una vez abierto, tenemos que buscar en el envase la figura de un tarro con la tapa abierta y el número que hay en su interior”, apuntan desde la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Como norma general, los protectores solares suelen caducar a los nueves meses o un año de estar abiertos por lo que no se recomienda su uso de una temporada para otra. Además, una vez utilizados, deben guardarse bien cerrados en un lugar seco sin exposición a la luz solar. 

“En cualquier caso, si vemos que cambia de aspecto de color o tiene un olor desagradable, no debemos utilizarlo”, recalcan desde esta asociación.

VÍDEO: Consejos para tomar el sol sin riesgo este verano