Secciones

¿Sabías que...? ¿Cómo predecir que va a llover en una noche de verano?

Mirar la evolución de las nubes durante la tarde resulta la clave

Tras las largas jornadas veraniegas de sol y calor, cuando los días parecen eternos y las noches breves, es muy habitual que a última hora de la tarde o primera hora de la noche se den chubascos. Seguro que has escuchado que estas tormentas de verano se forman por el calor y, aunque esto no es del todo correcto, algo de verdad tiene.

Aprende a leer las nubes

Las nubes no solo están para taparnos del sol sino que nos indican mucho más allá acerca de la situación meteorológica. Hay muchos tipos de nubes distintas según el color, la forma y la altura a la que se encuentren, pero para saber si se producirá una tormenta de verano sobre todo hay que prestar atención a la presencia de nubes cumuliformes en el cielo.

Ejemplo de nubes de tipo cúmulo

Las nubes cumuliformes son las típicas de los dibujos animados: blancas y brillantes con los bordes redondeados bien definidos. Las más simples son los «cúmulos», estas nubes, de aspecto inocente, pueden ser indicativo de «buen tiempo» si no van a más.

Cuando la atmósfera es inestable los cúmulos pueden ser de tipo «congestus», muy redondos y esponjosos, de apariencia compacta, que recuerdan a una coliflor. Se produce un desarrollo vertical de estas nubes, creciendo hacia arriba con un aspecto «burbujeante», como cuando el agua que asciende en el centro de una olla puesta a hervir.

Cúmulo congestus desarrollándose verticalmente

Si observamos estas nubes creciendo por la tarde, es bastante probable que un rato después caiga un buen chaparrón, aunque también tenemos que tener en cuenta la dirección del viento, para saber con qué orientación geográfica debemos realizar la observación, ya que las tormentas pueden acercarse o, por el contrario, alejarse de nuestra localización.

Cuando las nubes se desarrollan por completo, en la etapa madura de la tormenta, el cumulonimbo ya no puede crecer más hacia arriba, y se expande horizontalmente, formándose su característica forma aplanada, como si fuera un yunque.

Cumulonimbos, nubes de tormenta desarrolladas, cuya cima tiene forma de yunque

Previsión, pero también observación

Si vas a disfrutar de una noche de verano en el exterior, además de mirar al cielo, puedes contar con nosotros, no solo para mirar la previsión para las próximas horas en tu localidad, sino también para utilizar las herramientas de observación. El radar meteorológico es un imprescindible para conocer dónde está lloviendo así como para ver la dirección que llevan las precipitaciones, así como si se están intensificando o por el contrario van perdiendo fuerza.