Secciones

Actualidad Cómo hacer de tu casa un búnker frente al calor

Te proponemos una serie de consejos para preparar tu vivienda ante la subida de las temperaturas y disminuir la sensación de calor. 

El aumento de las temperaturas de los últimos días se prolongará la semana que viene en la primera ola de calor intenso del verano. Los termómetros subirán notablemente y se incrementará la sensación de sofoco tanto en la calle como en las viviendas. Por ello, desde Eltiempo.es te proponemos una selección de pequeñas acciones que ayuden a preparar la casa frente al calor y refrescar el ambiente para hacer más llevadero el verano.


Ventanas cerradas durante el día y abiertas al anochecer

Durante el día, la temperatura aumenta por la intensidad con la que los rayos del sol inciden en la Tierra por lo que para evitar que ese calor afecte a la vivienda es aconsejable mantener las persianas bajadas y cerradas aquellas ventanas en las que golpee el sol. Con esta decisión reduciremos la sensación de calor ya que impediremos que entre el bochorno de la calle generando nuevos espacios de sombra en la vivienda.

Sin embargo, en cuanto cae el sol, la decisión aconsejable es la contraria: abrir las ventanas de la vivienda, incluidas las persianas, para que haya corriente y renovar el aire de la casa. Esto permitirá refrescar el ambiente y bajar la temperatura aprovechando el frescor de la noche.

Humedece el ambiente

El agua y la humedad actúan de regulador térmico. Si humedeces ligeramente las cortinas, el aire que entrará en tu vivienda desde la calle disminuirá su temperatura en contacto con la superficie húmeda. Con ello se reducirá también la sensación de sofoco o el golpe de calor que se pueda producir por el intenso calor del exterior de la vivienda.  También puedes utilizar humidificadores u otros elementos que ayuden a generar esa humedad.

Evitar el uso de electrodomésticos durante el día 

Los electrodomésticos, tanto cuando están encendidos o sencillamente enchufados, emiten un constante calor. Si quiere ayudar a reducir la temperatura dentro de una vivienda es conveniente que evite el uso innecesario de este tipo de electrodomésticos para evitar esos grados de más y además reducirá el consumo de su factura eléctrica.

Por ejemplo, cuando cocines mantén la puerta cerrada para evitar que el calor se propague por el resto de la vivienda y enciende la campana. Con ello, conseguirás que el aire caliente producido por los fuegos se vaya por los conductos de ventilación y así no aumentarás la temperatura del ambiente.

Cambia tu ropa por tejidos más ligeros

Si bajar la temperatura del ambiente resulta muy complicado, otra opción viable es intentar reducir la sensación de calor corporal con el uso de prendas y tejidos más ligeros como prendas vaporosas, ropa de algodón o lino, entre otros materiales. Pero no solo sobre el cuerpo, sustituir las sábanas habituales por este tipo de tejidos también ayudará considerablemente a reducir la sensación de sofoco y a mejorar la sensación de frescor durante las sofocantes noches del verano.

Crea corrientes de aire gracias a ventiladores y otros elementos

Además de las ventanas, los ventiladores son un elemento muy común que permitirá generar una corriente constante que movilice el aire de las estancias y refresque el ambiente. En este sentido, es conveniente orientar las aspas de estos aparatos de manera correcta para que disipen el aire caliente con mayor rapidez ya que el calor se acumula en la parte alta de la vivienda.

aire acondicionado

Es recomendable también que aquellas habitaciones de la casa que no se vayan ha utilizar de forma regular se mantengan cerradas para que las corrientes de aire solo afecten a aquellas estancias en las que hay personas para optimizar su fuerza y sensación de frescor.

Cambia las bombillas incandescentes por luces leds

Las tradicionales bombillas de filamento o incandescentes desprenden calor cuando están encendidas. Es recomendable sustituir estos elementos lumínucos por luces leds que reducirán el consumo de electricidad y evitarán la emisión de energía calorífica que producen las tradicionales bombillas.

Mantente bien hidratado y come ligero

Pero no solo el reducir la temperatura del ambiente ayudará a mitigar el calor. Mantener una correcta hidratación al beber agua frecuentemente o ingerir alimentos ligeros durante las comidas también favorecerá a que disminuir la sensación de calor y sofoco que se pueda producir. En este sentido, recetas ligeras como gazpachos, cremas frías, ensaladas, frutas y verduras frescas acompañadas de abundante agua u otros líquidos ayudarán a que tu cuerpo tenga menos sensación de calor.

Si puedes, duerme en la planta baja

Todas estas son pequeñas acciones que te permitirán combatir el calor sofocante del verano de una manera activa, pero también se puede reducir de un modo indirecto. Si una vivienda dispone de varias plantas, puedes optar por dormir o pasar la mayor parte del día en la planta baja ya que estará más aislada de la incidencia de los rayos del sol y el ambiente en sus estancias será más fresco ya que el aire caliente si acumula en la parte superior.

Además puedes instalar elementos de aislamiento para ventanas o paredes que impedirán la entrada del calor de la calle, del frío en invierno y ayudarán a generar un ambiente más agradable y constante durante todo el año y reducirá el gasto eléctrico de climatización ya sea por aire acondicionado o calefacción.

Y como no, si tienes instalado aire acondicionado en tu vivienda, la reducción de la temperatura será más rápida y precisa. Sin embargo, recuerda que muchos expertos recomiendan mantener el termostato de este tipo de aparatos entre  22ºC y 24ºC para reducir el consumo y evitar el contraste de temperaturas entre el interior y exterior de la vivienda.
VÍDEO: AIRE ACONDICIONADO CASERO PASO A PASO

 

 

  • En serio? No se me ocurriria jamas

    Responder