Secciones

Cambio Climático Como eliminar dióxido de carbono de la atmósfera y reutilizarlo

Reducir su concentración de CO2 ayudaría a frenar el cambio climático

A pesar de las buenas intenciones de un buen número de países del mundo, el consumo humano de combustibles fósiles sigue creciendo y con él, las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2), responsables de la amplificación del calentamiento global y el cambio climático

Una manera de contrarrestar este efecto es capturar y secuestrar carbono de la atmósfera. En el pasado, ya se han ido planteado diferentes métodos para hacerlo, pero todos los que se utilizan en la actualidad requieren mucha energía.

La baja reactividad del dióxido de carbono hace que sea un compuesto difícil de capturar y convertir en otro compuesto de manera eficiente.

Las concentraciones de gases efecto invernadero siguen en aumento, y secuestrar parte de esa concentración de la atmósfera terrestre ayudaría a reducir el calentamiento global.

Para mejorar el proceso de secuestrar el dióxido de carbono, investigadores de las universidades de Kioto y Tokio en Japón, y de la Universidad Normal de Jiangsu en China han desarrollado un novedoso material poroso capaz de capturar selectivamente moléculas de dióxido de carbono (CO2),  convirtiéndolas de forma eficiente en un material orgánico que se puede reutilizar.

Un nuevo material es capaz de capturar moléculas de dióxido de carbono y convertirlas de forma eficiente en un material orgánico que se puede reutilizar

En términos químicos, el material utilizado para la captura se conoce como un polímero de coordinación poroso (PCP), formado por iones metálicos de zinc. Ese milagroso polímero es capaz de capturar selectivamente solo moléculas de dióxido de carbono, y lo hace con una eficiencia diez veces mayor que otros PCP.

El polímero utilizado por científicos japoneses, consigue eliminar una determinada concentración de dióxido de carbono de la atmósfera.

El material tiene un componente orgánico con una estructura molecular similar a una hélice. A medida que las moléculas de dióxido de carbono se acercan a él, giran y se reorganizan para facilitar su captura

 Según Susumu Kitagawa, químico de la Universidad de Kyoto, y uno de los principales investigadores «uno de los enfoques más ecológicos para la captura de carbono es reciclar el dióxido de carbono en productos químicos de alto valor, como los carbonatos cíclicos que se pueden utilizar en productos petroquímicos y farmacéuticos».

Después de capturar el carbono, el material resultante se puede usar para hacer poliuretano, un material con una amplia variedad de aplicaciones en la fabricación de ropa, electrodomésticos y envases

Uno de los fines del dióxido de carbono secuestrado es abrir ropa y otros elementos.

La finalidad principal de este innovador proceso es eliminar dióxido de carbono, secuestrarlo de la atmósfera, evitando que su concentración siga aumentando al ritmo actual.

También destaca el potencial que tienen los polímeros porosos de coordinación para atrapar dióxido de carbono y convertirlo en materiales útiles, abriendo una vía para futuras investigaciones relacionadas con materiales de captura de carbono.

Cambio Climático: el planeta se apaga

En su apuesta por sumar evidencia científica, la divulgación y la información, eltiempo.es cuenta con una sección de Cambio Climático en la que se pone el foco en la la importancia de ampliar el conocimiento sobre la extensión, la evolución y las consecuencias de la actual crisis climática, «una amenaza real a la que nos enfrentamos».

Un espacio de consulta, información y análisis con contenidos que, no sólo reconocen y aportan evidencias de este problema planetario, sino que llaman a la actuación inmediata a favor del clima global. Accede aquí a la Sección de Cambio Climático de eltiempo.es