Secciones

Actualidad Cómo diferenciar las setas comestibles de las venenosas

VÍDEO: APRENDE A DISTINGUIR LAS SETAS VENENOSAS

Las setas comestibles son un manjar en muchas casas. Con la llegada del otoño, muchos aficionados a la micología se lanzan al campo a por este preciado producto. Sin embargo, existe toda una gama de setas venenosas que deberás identificar bien si quieres evitar más de un sobresalto.

Recuerda: nunca consumas una seta que no hayas perfectamente identificado antes. No son raros los casos de intoxicación e, incluso, muerte tras haber ingerido algún ejemplar de seta venenosa por desconocimiento.

Para evitarlo, te ofrecemos una pequeña guía de las setas venenosas más comunes y aquéllas que podrás coger del campo sin miedo.

Las setas venenosas más comunes en España

Amanita phalloides: culpable del mayor número de intoxicaciones. El veneno de esta seta es tan potente que puede matar a un ser humano en pocas horas.

Amanita muscaria: no confundas a este hongo con las coloridas e inofensivas setas de los gnomos. Su ingesta puede provocar efectos neurotóxicos de consecuencias realmente graves.

Amanita verna: cuidado con pensar que esta seta, cuyos efectos son letales, es un champiñón. Este hongo nace, sobre todo, en primavera.

Boletus satanás: su veneno no es tan agresivo como su nombre. Sin embargo, si la comes -sobre todo cruda- pronto sentirás dolor intestinal, fiebre y vómitos.

Cortinarius: estas setas venenosas son especialmente peligrosas puesto que sus efectos pueden aparecer hasta una semana después de la ingesta.

*Fotos: Pixabay y Wikipedia

SETAS COMESTIBLES MÁS COMUNES EN ESPAÑA

Los boletus, los champiñones, los níscalos o el rebozuelo son algunas de las  setas comestibles más extendidas y recolectadas en España. Fundamentalmente por su uso en la cocina. Sus delicados sabores y sus olores agradables han convertido este producto en uno de los más utilizados en los platos del otoño.

¿CÓMO DISTINGUIRLAS?

  1. Las setas más peligrosas presentan el himenio (zona inferior al sombrero) a láminas.
  2. La mayoría de las setas venenosas se rompen como si fuera fibra.
  3. Las de esporada rosácea suelen ser más tóxicas.
  4. Precaución con las setas con volva, anillo y verrugas.
  5. No uses navaja en las setas de suelo, puesto que la parte que cortas te ayudará a identificarlas.

También te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder