Secciones

¿Sabías que...? Cómo diferenciar a la avispa asiática de las comunes

Consulta en esta infografía las principales diferencias entre las avispa asiática o «asesina» y las comunes. ¿Es cierto que son tan peligrosas?

VÍDEO: LA AVISPA ASESINA LLEGA A ESPAÑA

Una de las plagas más peligrosas con la que contaremos este verano será la de la avispa asiática. Son dos ya las personas que han fallecido durante los últimos días a causa de la picadura de la ‘vespa velutina’, tal y como se llama científicamente.

Las víctimas eran de Asturias y de Lugo y eran alérgicas a la picadura de este animal. El año pasado fallecieron otras tres personas por la misma causa en Galicia.

Este hecho ha provocado que mucha gente se pregunte cómo diferenciar una avispa asiática de otra común para prevenir las picaduras y evitar riesgos.

Aunque pensemos que no es así, la avispa velutina o asiática no representa más peligro para el ser humano que las especies autóctonas, si bien esta primera es de mayor tamaño y puede inyectar una mayor cantidad de veneno.

Desde que estos insectos llegaron a España en 2010 procedentes del continente asiático, están haciendo estragos implantándose especialmente en las zonas húmedas de la Península. 

Aunque el mayor peligro de esta especie de avispa está en las explotaciones apícolas, la alarma ha llegado también ante el impacto de la picadura en los seres humanos. Sin embargo, hay que destacar que sólo es mortal para las personas alérgicas o enfermas.

En ese caso los síntomas de una picadura pueden ser variados; desde una reacción leve a provocar una asfixia debido a la inflamación de lengua y garganta.

¿Cómo diferenciar a la avispa asiática?

  • Mayor envergadura: Es sin duda el rasgo más característico. Las reinas pueden llegar a medir hasta 3,5 centímetros de largo y 2,5 las obreras, lo que supone entre uno y dos centímetros más que la avispa común. Puede ser más difícil diferenciarla de un avispón, que tiene un tamaño similar.
  • Abdomen negro y marrón: Si pese al tamaño seguimos con dudas, mirando el color del abdomen tendremos más pistas. Es negro y marrón en la avispa asiática; amarillo y negro en la avispa común y negro con una franja marrón en el avispón.
  • Patas marrón y naranjas: Las patas de la avispa asiática son oscuras, aunque tienen una característica terminación amarilla que diferencia a ésta de otras especies. En las avispas comunes son totalmente amarillas. El el avispón son de color marrón o rojizas.

Más allá del aspecto que tienen cada una de ellas, la avispa asiática también destaca por su gran capacidad de reproducción, causando estragos a las explotaciones apícolas que ven como poco pueden hacer debido a su agresividad.

De hecho, la avispa asesina se alimenta especialmente de abejas, matándolas de la siguiente manera: separan las partes del cuerpo, las unen en una bola y las trasladan hasta el nido para alimentar a sus larvas. Ahora el objetivo es buscar la forma de reducir su impacto en el medio ambiente.