Secciones

Actualidad Cómo conducir seguro según el estado de la carretera en invierno

Evita perder el control de tu coche y los deslizamientos en carreteras con nieve o hielo con el sistema de tracción adecuado

Paisajes nevados a nuestro paso, árboles repletos de nieve, la sensación del calor de dentro del coche… Conducir durante los meses más fríos tiene siempre un encanto especial; sobre todo, cuando contamos con un buen número de destinos para disfrutar de los colores del invierno. Sin embargo, debes saber que los desplazamientos en esta época del año pueden adquirir cierta complejidad.

Encontrarse por sorpresa con placas de hielo o nieve en el asfalto, o tener que conducir bajo intensas lluvias, pueden enturbiar el encanto de tu travesía.

Perder el control del coche por un deslizamiento en las ruedas, dejar de ver con claridad la calzada en medio de una tormenta o sentir que te sales del carril continuamente sin poder controlarlo son algunas de las peligrosas rutinas al volante con las que muchos conductores tienen que enfrentarse durante los meses de invierno.

Conducir con precaución, seguir las recomendaciones para cada uno de los supuestos y contar con un vehículo adecuado adaptado al estado de la carretera en invierno puede salvarte de más de un susto al volante. Por ejemplo, ¿te has fijado en el sistema de tracción de tu vehículo?

¿Te has fijado en el sistema de tracción de tu vehículo? Podría salvarte de más de un susto si te encuentras con hielo o nieve en la calzada

Un completo sistema de tracción integral en el vehículo siempre te aportará un plus de seguridad en la carretera, sobre todo, si te encuentras hielo y nieve en ella. La tracción y la adherencia de las ruedas es una consideración que deberás tener en cuenta antes de lanzarte a hacer cualquier viaje con inclemencias meteorológicas.

Por ejemplo, el sistema de tracción integral 4MATIC de los vehículos de Mercedes-Benz proporciona una dosis extra de tracción en condiciones de asfalto resbaladizo. Una garantía adicional de seguridad.

Pautas a la hora de conducir con:

Hasta los mayores amantes de la conducción temen el hielo y la nieve en la pista. Por eso, si coges el coche en pleno temporal, te damos una serie de indicaciones a tener en cuenta en caso de que te encuentres con algunas de estas inclemencias.

Hielo en carretera

Las bajas temperaturas a primera hora de la mañana o por la noche endurecen la lluvia y la nieve que permanece en la calzada, formándose las temidas placas de hielo.

Mueve el volante con suavidad, reduce la velocidad y recuerda, además, mantener la distancia de seguridad y evitar los conocidos como volantazos.

Lo importante es que sientas que tienes el control del coche. Y aquí entra en juego la tracción de tu coche. Por ejemplo, el modelo GLE de Mercedes garantiza estabilidad y seguridad sobre cualquier terreno con independencia de su estado. Su sistema de tracción integral 4MATIC mejora el dinamismo de conducción y la estabilidad de marcha en carretera o fuera de ella, con carreteras resbaladizas, hielo o nieve.

En cualquier caso, evita perder la tracción de las ruedas conduciendo despacio, con marchas largas y frenando con ellas (evita pisar el freno todo lo posible).

Nieve en carretera

La mezcla de nieve con el polvo del ambiente, el humo y la grasa del asfalto forman una masa deslizante sobre la pista que provoca la mayoría de los deslizamientos en la calzada. Por otro lado, aunque la nieve sea virgen, las bajas temperaturas la endurecen, formando peligrosas placas de hielo.

Planifica siempre primero tu viaje para saber con antelación el estado de las carreteras por las que pasarás. Y mantente atento a los avisos meteorológicos por riesgo de nevadas. Y si hay previsión de nieve, no olvides meter las cadenas en el maletero por si terminas necesitándolas. Por otro lado, asegúrate de tener siempre el depósito de gasolina lleno.

Además de las recomendaciones citadas en el supuesto anterior, en caso de encontrarte nieve en la carretera a lo largo de tu ruta, evita pisar las rodaduras que han hecho otros vehículos, ya que en estos espacios es donde más hielo suele acumularse y hay más riesgo de deslizamiento.

El Mercedes GLE cuenta, por ejemplo, con el paquete técnico Offroad, que permite circular con soltura en terrenos con nieve. La altura variable de este vehículo, además, te aportará mayor confort y confianza a la hora de conducir en terrenos que pueden ser resbaladizos o contar con obstáculos.

Lluvia en carretera

La mezcla del agua con el polvo y la grasa de la calzada convierten al pavimento en muy deslizante y peligroso. Además, con fuerte lluvia la visibilidad se ve reducida y nuestra capacidad de reacción disminuye de manera considerable.

Enciende las luces, aunque sea de día, reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad al doble de lo habitual.

Con modelos de vehículo como el GLE -también en su variante Coupé- las posibilidades de aquaplanning se reducen. El aquaplanning es un efecto que se produce cuando los neumáticos no puedes evacuar el agua que hay en la calzada. Esto hace que el coche se deslice por una capa de agua muy fina entre los neumáticos y la carretera.

Un coche adaptado y con la mejor tracción

Ya no es necesario un coche de grandes dimensiones para sentirte seguro al volante cuando las condiciones meteorológicas ni las carreteras son las más adecuadas.

Es posible circular con total seguridad a bordo de cualquier modelo 4MATIC de la gama Mercedes-Benz, ya que este tipo de tracción integral está disponible en todos los modelos de la gama, desde compactos hasta SUV’s, pasando por berlinas o estates.

El sistema de tracción integral de Mercedes 4MATIC está pensado para el uso diario y para ser de utilidad en cualquier circunstancia. Entre otras cosas, porque no incrementa el consumo medio de combustible del vehículo ni es perceptible por el conductor. Además, su ligereza es tal, que apenas afecta al peso total del coche en el que se instala.


  • Hola! No he podido aguantar la tentación, lo tengo que preguntar: de que lugar es esa carretera con nieve a los lados? Es la primera foto. Es que me ha gustado muchísimo!

    Responder
  • Esto… a ver… esto es un artículo con consejos para conducir mejor… o es un ANUNCIO de coches Mercedes. Debería estar bien claro…

    Responder
  • Quizás este confundido ¿pero no estáis obligados a especificar claramente que se trata de publicidad?

    Responder
  • En ningún momento en el artículo se mencionan los neumáticos de invierno (sólo las cadenas), no hay control de tracción que valga si las ruedas se deslizan por culpa del hielo o la nieve.
    Intenta bajar un puerto de montaña con ruedas ‘ normales’ en condiciones de ventisca, a ver que tal funciona el (cualquier), control de tracción 4matic, lo mejor que te puede pasar es que el coche se ‘niegue’ a circular (lo hará, a no ser que lo desconectes….), si las condiciones son realmente deslizantes.
    Hace mucho tiempo una marca de neumáticos se anunciaba con algo así: La potencia sin control no sirve de nada.
    Con esto quiero resaltar que no es imprescindible el contar con un vehículo con tracción total para circular con seguridad en condiciones de pavimento deslizante, una buena planificación, un poco de prudencia, neumáticos adecuados, en buen estado, con la presión correcta, y podrás subir por cualquier carretera de montaña (y bajar).
    Ahora hay ruedas ‘Todo Tiempo’, con las que no hay que disponer de un juego específico para el invierno, y en verano, a no ser que hagas muchos (pero muchos), kms. durante las horas de más calor, no se degradan más de la cuenta.

    Responder