Secciones

Consejos Cómo combatir el calor en casa: soluciones sencillas

No renuncies al confort en tu propia casa a pesar de las altas temperaturas

El calor suele producir una sensación de agobio. Ocurre cuando estamos en la calle y no desaparece cuando llegamos a casa, a no ser que la acondicionemos para que nos dé un respiro ante las altas temperaturas veraniegas.

Para conseguir ese ambiente confortable no es necesario realizar grandes gastos ni complicarse con la instalación de un sistema de aire acondicionado. Basta con recurrir a soluciones más sencillas, económicas y ecológicas; y que, además, también proporcionan calidez a nuestro hogar en otras épocas del año.

Textiles y persianas adecuadas

Se puede empezar por cambiar el textil que forma parte de la decoración de nuestra casa. Esto incluye fundas de cojines, colchas e, incluso, las cortinas con las que se visten las ventanas.

Telas más ligeras y colores claros darán una sensación de frescor más acorde con la estación más calurosa del año. Cuando se acerque el próximo cambio estacional, basta con volver a texturas y tonos más cálidos.

Soluciones sencillas, económicas y ecológicas te pueden ayudar a pasar menos calor en casa

Las cortinas, además, pueden ejercer de barrera contra el calor si se eligen modelos que cuenten con protección solar.

Aunque lo más efectivo es instalar ventanas que ofrezcan el aislamiento adecuado y protegerlas con persianas que incluyan aislamiento térmico, como las de VELUX.

Las persianas de este fabricante son capaces de reducir hasta un 95% el calor que entra por la ventana. Además, gracias al cierre completo de sus lamas, consiguen bloquear completamente la entrada de la luz. Ambos factores favorecen la creación de un ambiente más fresco que nada tiene que ver con las temperaturas que se registran fuera de la vivienda.

Lo más efectivo para combatir el calor dentro de casa es instalar ventanas que ofrezcan el aislamiento adecuado

Otra de las ventajas de la instalación de este tipo de persianas es que, al no tener la ventana abierta, también evitan la entrada de ruidos. Conciliar el sueño durante las noches de verano no siempre es fácil, sobre todo cuando al calor se le añaden los sonidos que provienen del exterior.  Las persianas VELUX lo reducen hasta en un 400%.

Ahorro y gestión inteligente

Este tipo de aislamiento vale tanto para el verano como para el invierno, y evita la utilización de otros aparatos, como aire acondicionado y calefactores. Una circunstancia que ayuda a ahorrar en la factura de la luz, además de convertirse en una alternativa más ecológica al reducirse las emisiones de los gases que  contribuyen al efecto invernadero.

Para conseguir aún más eficiencia energética, lo ideal sería que las persianas y ventanas estuvieran integradas con un sistema domótico. Este se encarga de abrirlas y cerrarlas en el momento más conveniente, favoreciendo que dentro de la vivienda siempre se registre la temperatura más confortable posible con el mínimo gasto.

La modalidad de persianas eléctricas VELUX INTEGRA, que funcionan tanto con electricidad como con energía solar, lo permite siempre que se combine con el kit VELUX ACTIVE.

Unos sensores colocados en el exterior son los encargados de mandar información sobre el clima exterior. En función de estos datos se activan los controladores que se encargan de abrir o cerrar ventanas y persianas.

Para completar la sensación de confort, también existe la opción de tener en cuenta el clima interior con NETATMO.  El fin es el mismo: permitir o no la entrada de aire y luz del exterior pero, en este caso, teniendo en cuenta valores como la humedad, temperatura o nivel de CO2 de la vivienda.

  • Las persianas VELUX lo reducen hasta en un 400%. Imagino que será un error, y habrá querido decir en un 40%, porque reducirlo en un 400% es más que reducirlo en un 100% que es que quitan el ruido totalmente.
    Claro, todo esto está muy bien cuando es tu casa y puedes poner lo que quieras y acondicionarla como quieras y siempre que haya pasta, pero cuando vives de alquiler el tema es mucho más complicado, sobre todo como no puedas hacer corriente en la casa, como es mi caso y tener que dormir con 28 grados en la habitación, esta noche sin ir más lejos.

    Responder