Cómo aislar las ventanas del frío paso a paso

Pautas y consejos para aislar las ventanas ante la llegada del frío y las bajas temperaturas del otoño e invierno.

Pablo Ramos

Pablo Ramos

Para poder disfrutar de nuestro hogar en otoño, invierno o durante días de mucho frío, el confort y la climatización con una temperatura agradable es un factor esencial. Pero para conseguir un ambiente cómodo y óptimo, no todo radica en poner la calefacción, también hay otros elementos de la casa, como las ventanas, que juegan un papel fundamental para lograr un entorno cálido y evitar que entre el frío. Por eso, aislar las ventanas del frío y el procedimiento para hacerlo correctamente es crucial para blindarnos de las bajas temperaturas cuando se acerca el invierno.

Según la Guía Práctica de la energía para rehabilitación de edificios, gracias a unas ventanas que aíslen de forma correcta se pueden reducir las pérdidas de calor hasta un 10% con un importante ahorro económico. Es más, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), disponer de un buen aislamiento gracias a las ventanas puede ahorrar hasta el 20% en las facturas de gas y electricidad, más aún cuando el precio de la electricidad y la energía es cada día más elevado. 

Disponer de un buen aislamiento gracias a las ventanas puede ahorrar hasta el 20% en las facturas de gas y electricidad

Organización de Consumidores y Usuarios

Estos consejos cobran especial importancia en un momento en el que la factura de la luz puede dispararse por la calefacción con los nuevos tramos horarios. Por ello, desde Eltiempo.es te ofrecemos una serie de consejos y pautas para dar un primer paso en el blindaje de tu casa este invierno y poder aislar las ventanas del frío paso a paso de forma muy sencilla. 

Consejos para aislar las ventanas del frío este invierno

  • Comprobar el estado de las ventanas y la estructura

Lo primero que se debe hacer es comprobar el estado actual tanto de las ventanas como de la estructura que la enmarca. Con una pequeña observación y algo de atención, se pueden detectar fisuras, fugas de aire o entradas de frío que provocan importantes pérdidas de calor. 

Una vez detectadas, se debe proceder a su reparación con el material adecuado ya sea masilla, goma aislante, silicona e incluso espuma. 

como-asilar-ventanas-frio (1)
  • Instalar burletes o gomas aislantes

En el caso de que la pérdida de calor sea por la junta entre la ventana y el cristal se puede proceder a sustituir el cristal o cubrir el espacio con burletes o gomas aislantes. 

Estos burletes son muy fáciles de instalar y bastante económicos y ofrecen un buen rendimiento y aislamiento que impiden la entrada del frío y la pérdida de temperatura en la estancia. 

Por otro lado, un factor en el que muchas personas no reparan son los tiradores y los tambores de las persianas. Estas aperturas en la pared o la ventana por las que discurre la cuerda responsable de subir y bajar la persiana y en ocasiones no están bien aisladas.

Es más, en estos tiradores pueden llegar a producirse pequeñas corrientes de aire que entre directamente a la temperatura exterior por lo que lo más adecuado es desmontarlos y aislarnos con algún material indicado como espuma o con una placa de polietileno expandido. 

VÍDEO: CONSEJOS PARA AISLAR TU CASA DEL FRÍO

Aislamiento térmico

  • Colocar láminas u otros accesorios aislantes

Una vez comprobado el estado de las ventanas y detectadas las posibles filtraciones de aire y fugas de temperatura, el siguiente paso puede ser mejorar el aislamiento del cristal sin necesidad de cambiar la ventana. 

En el mercado existen diversos productos que actúan como aislante térmico de distintas opacidades. Unos de los más populares son las láminas que se adhieren a las ventanas por la parte interior o exterior, en función de cada modelo.  Estas láminas térmicas permiten mejorar de forma notable el aislamiento, sin alterar la estética de la vivienda ni de la ventana y con un coste mucho menor al necesario para adquirir un nuevo vidrio para la ventana, 

Otro método parecido, aunque más rudimentario es colocar plástico de burbujas por la cara interna de la ventana. Adherido con agua y jabón, este plástico de burbujas ayuda a crear una cámara de aire entre el cristal y la vivienda que favorece el aislamiento y dificulta la pérdida de temperatura y calor a través del cristal.

  • Bajar las persianas y cortinas

Otra buena opción para aislar las ventanas y evitar que el frío del exterior entre en la vivienda es bajar las persianas, especialmente en los momentos más fríos del día. Las personas no solo son un elemento que reduce la luz en el hogar, debido a su estructura también crean una pequeña cámara de aire y actúan de barrera para que el frío y la temperatura no incidas directamente sobre el cristal. 

como-asilar-ventanas-frio (2)

Soluciones caseras para aislar ventanas

De un modo similar, aunque menos efectivo, las cortinas pueden contribuir a que el frío de las ventanas no penetre de una forma tan directa a la vivienda perjudicando el confort y la comodidad de la temperatura conseguida gracias a la calefacción. 

Otro factor a tener en cuenta es la orientación de la casa. Es decir, aquellas ventanas que reciban una mayor cantidad de sol, lo más conveniente es que se encuentren con la persiana subida durante el día para gozar del calor solar. Por contra, en las ventanas que no reciban sol, lo más conveniente es que la persiana que mantenga bajada gran parte de la jornada, incluso por el día. 

Renovación de ventanas

Por último, si se dispone de dinero suficiente, una buena opción puede ser sustituir las viejas ventanas por unas más modernas, con mayor capacidades aislamiento y rotura de puente térmico. Las ventanas modernas disponen de diversos materiales y cristales que ofrecen unos rendimientos superiores y con unas calidades que permiten aislar tanto del frío como del calor. Una alternativa más eficaz que las anteriores, pero también con un coste más elevado.