Secciones

Consejos Cómo ahorrar en la factura del agua con estos trucos

Reduce el consumo de agua mes a mes aplicando estos sencillos consejos en tu baño, cocina y jardín

El consumo medio de agua en España es de 136 litros por habitante y día, un 3,0% más que en 2014, según los últimos datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística referidos al año 2016. El coste unitario del agua durante este periodo subió un 3,2% y alcanzó los 1,95 € por metro cúbico. Esto quiere decir que cada vez consumimos más agua y cada vez es más cara.

Por tipo de usuario, el consumo de agua de los hogares aumentó un 2,6% respecto a 2014. Mientras que la utilización de agua de los sectores económicos se redujo un 7,6% y los usos municipales disminuyeron un 7,2%. Puesto que en las viviendas es donde se incrementa año tras año este consumo, sería recomendable tomar medias para al menos estabilizarlo y, de paso, ahorrar.

Pequeños gestos para reducir el gasto

Hay algunos gestos que pueden ayudar a reducir este gasto. El más sencillo de todos, pero no siempre fácil de recordar, es cerrar el grifo. Cuando nos lavamos los dientes o las manos son muchas las personas que se lo dejan abierto porque “es sólo un momento”. Pero ese despilfarro se acumula día a día sin darnos cuenta. Lo mismo ocurre en la ducha, mientras nos enjabonamos no necesitamos que el agua siga corriendo sin ninguna utilidad.

Sin salir del baño nos fijamos en el inodoro para explicar que no es una papelera. Cada vez que descargamos la cisterna se gastan entre seis y 12 litros de agua, una acción que carece de sentido si lo que queremos eliminar del váter son los restos de una toallita desmaquillante o los bastoncillos de los oídos. Para deshacernos de este tipo de desperdicios, lo mejor es colocar un pequeño cubo de baño para depositarlos correctamente.

El consumo de agua de los hogares ha aumentado un 2,6% respecto a 2014

Otra de las estancias de la vivienda donde el agua es un recurso indispensable es la cocina. Además de cerrar el grifo cuando no sea necesario utilizarla, hay algunos trucos en el uso de electrodomésticos que ayudan a reducir su gasto.

En el caso de la lavadora es recomendable utilizarla cuando esté llena y elegir el programa adecuado, teniendo en cuenta que no siempre los más cortos son los que menos  agua consumen.

En cuanto al lavavajillas, los fabricantes aseguran que se gasta menos agua utilizando este electrodoméstico que fregando a mano. Eso sí, como ocurre con la lavadora, si se pone en marcha cuando esté al completo, se conseguirá más ahorro de agua y energía al reducir la frecuencia de uso.

Ahorra agua sin descuidar tu jardín

Si en tu casa tienes plantas o disfrutas de un jardín, sabrás que el agua y regar con la asiduidad que necesitan es imprescindible para mantenerlo en buen estado. Como consejo inicial, es mejor que lo hagas a primera o a última hora del día, sobre todo en los meses de verano por ser más cálidos. De esta forma conseguirás que el agua no se evapore y aguante más tiempo la humedad.

También deberías tener en cuenta que el agua que utilices no hace falta que salga directamente del grifo. Puedes reutilizar la que emplees para otros quehaceres, como hervir verduras o patatas.

Una vez estén los alimentos cocidos, aparta el agua que hayas utilizado y, una vez fría, te servirá para regar tus plantas. También se puede aprovechar la que se deposita en los platos que recogen el exceso de agua en las maceta y volver a usarla.

Pero lo cierto es que para los que tienen un jardín o terraza con varias plantas, lo mejor para ahorrar agua es utilizar un programador de riego. Hay diferentes modelos que se adaptan a la necesidades de cada jardín.

La mejor fórmula para ahorrar agua en el jardín es utilizando un programador de riego.

En el catálogo de Gardena puedes encontrar desde sistemas más sofisticados, que van soterrados en jardines de grandes dimensiones, hasta alternativas más sencillas para mantener en buen estado las plantas que adornan la terraza. Con ellos, no desperdiciarás ni una sola gota y tus plantas siempre tendrán el agua que precisan, ni más ni menos. 

En cuanto pongas en marcha estos consejos, comprobarás cómo se reduce el consumo de agua en tu hogar y, por tanto, también el importe de tu factura. Además de contribuir a la sostenibilidad de este recurso indispensable para el desarrollo de la vida en nuestro planeta.

  • Interesante artículo, debemos ser conscientes, ahora más que nunca, de que ahorrar con la factura del agua es necesario para cuidad nuestro planeta y a la vez a nuestros bolsillos.

    Gracias por este artículo y un saludo.

    Responder