Secciones

Actualidad Claves para entender la baja incidencia de la gripe este año

La alta tasa de vacunación, las medidas sanitarias y el distanciamiento social son algunos de los principales factores que permiten una baja incidencia de esta enfermedad

VÍDEO: CONSEJOS PARA NO PESCAR LA GRIPE

España se encuentra con un nivel muy bajo de incidencia de la gripe en esta temporada 2021-2021, prácticamente nulos. Unos datos notablemente inferiores a los registrados en la temporada del pasado año debido a las particularidades de este año como es el distanciamiento social, entre muchos otros factores.

En este sentido, José María Eiros Bouza, catedrático de Microbiología y director del Centro Nacional de Gripe de Valladolid, señala a Eltiempo.es que esta baja incidencia se debe entre otras cosas a la inoculación masiva de la vacuna de la gripe. “La alta cobertura de la vacunación antigripal representa un logro, que sin duda minimiza el impacto de la circulación de los virus gripales”, destaca Eiros. 

Del mismo modo, hay que tener en cuenta que otras claves o factores, como la reducción de aforo en los establecimientos también están jugando un papel fundamental en esta baja incidencia gripal.

La actividad gripal en Europa se mantiene en niveles de intertemporada

“Las claves que determinan la incidencia de la gripe son en primer término algunos conocidos de tipo meteorológico, como la temperatura, humedad, radiación; en segundo lugar otros factores de agregación, como la densidad de ocupación de espacios o la intensidad de la convivencia; en tercera instancia, aquellos inherentes a la «genética» individual de cada persona, como son  los receptores celulares para los virus gripales, y por último, las propias características de las cepas víricas circulantes”, enumera este experto. 

Menos casos de gripe este 2020-2021

Bien es cierto que la incidencia de la gripe a finales del mes de diciembre es muy baja, pero eso no significa que haya que bajar la guardia por parte de los ciudadanos. “La actividad de momento es muy débil, con casos aislados en Europa occidental”, advierte este experto sobre la posible evolución de esta patología.

De hecho, los datos registrados en este otoño – invierno van en consonancia a lo ocurrido en los diferentes estados de nuestro entorno y a la evolución de esta enfermedad en otras latitudes. “En las actuales circunstancias y acorde con lo observado en países del hemisferio Sur estamos alineados con lo que ellos han comunicado en su temporada”, recalca este experto. 

Según el último informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe, a nivel mundial la actividad gripal se mantiene en niveles más bajos de lo esperado para esta época del año. “La actividad gripal en Europa se mantiene en niveles de intertemporada, aunque se han notificado detecciones esporádicas de virus de la gripe en algunos países”, apuntan desde esta entidad.

No disponemos de herramientas predictoras que nos avancen el pico de incidencia si es que llegase a producirse

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta baja actividad gripal puede ser normal en esta época del año y que los datos de gripe presentados deben interpretarse con cautela, especialmente en términos de patrones estacionales. “No disponemos de herramientas predictoras que nos avancen el pico de incidencia si es que llegase a producirse”, advierte Eiros.