Secciones

Eco-Movilidad Cinco ecorutas en coche por España (sin contaminar)

¿Se pueden hacer rutas en coche sin contaminar? Te proponemos 5 viajes alternativos para que colabores con el medio ambiente

eco-rutas en coche

El ecoturismo está de moda. Cada vez son más las personas que, cansadas del turismo tradicional, se decantan por los viajes responsables. Escapadas ‘verdes’ a zonas naturales, que respetan el medio ambiente y preservan la biodiversidad.

Con la necesidad de alejarse del estrés de la ciudad, escapar de la clásica fórmula de ‘sol-playa’ predominante en nuestro país y huir de los destinos vacacionales habituales, el turismo ecológico cada vez adquiere mayor importancia en esta industria.

Pero ¿es el ecoturismo una simple moda pasajera? Parece que no. Cada vez son más los países y empresas privadas que apuestan por el turismo alternativo. Este año 2017, de hecho, ha sido declarado como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo por la Organización de Naciones Unidas.

Existe otra forma de viajar, respetando el entorno y reduciendo los efectos del hombre sobre el medio ambiente. Y en nuestro país existe toda una extensa oferta de turismo sostenible, rutas escondidas, pueblos desconocidos en donde disfrutar de los mejores paisajes de una forma responsable.

Aquí te dejamos cinco eco-rutas en coche por España, en donde las emisiones, además, no serán un problema.

Indicaciones previas

¿Se puede viajar sin contaminar? La respuesta es sí. Descubre rincones especiales al volante sin emitir gases de efecto invernadero. Si quieres hacer turismo en coche sin contaminar, la mejor opción es sin duda el vehículo eléctrico.

renault zoe ecorutas en coche

Empieza tu ruta de ecoturismo al volante de uno de estos coches que, al funcionar con batería y usar la electricidad como combustible, no emiten gases CO2 ni otras sustancias contaminantes a la atmósfera propias de la gasolina.

Un turismo responsable empieza por un transporte sostenible. Los coches eléctricos se configuran como la mejor opción para moverte sin contaminar.

Cinco ecorutas por España

Viaje a Ohanes – Almería

Hay varios pueblos ecológicos en España, pero Ohanes es el único que puede presumir de ser el primero declarado así oficialmente en Europa.

Situado en el Parque Nacional de Sierra Nevada, podrás acceder en coche a él por la sinuosa carretera que llega a este municipio 100% responsable. Y es que en Ohanes no saben qué es un atasco.

La mayoría de sus habitantes trabajan en el campo y son autosuficientes en materia energética, lo que ha permitido que se convierta en especie de eco-aldea que conserva toda su arquitectura tradicional.

Disfruta de la tranquilidad de este pueblo, de sus paisajes y senderos. Una vez allí, puedes decantarte por el montañismo o la escalada.

Viaje a Lakabe – Navarra

¿Se puede recuperar un pueblo totalmente olvidado y convertirlo en un lugar ideal para pasar unas vacaciones desconectando de absolutamente todo? En los años 80, un grupo de jóvenes llegó a Lakabe, Navara, huyendo del estrés de la ciudad.

Se encontraron una aldea, escondida en plena naturaleza. Ocuparon una simple casa sin techo, y desde entonces fueron trabajando en un municipio que a día de hoy se declara 100% autosuficiente.

Para llegar, planifica tu ruta y adéntrate con el coche en el Pirineo navarro. Allí, lo mejor es que aparques tu vehículo y conectes con este pueblo andando por sus calles con olor a pan artesanal, contemples sus humildes casas de arquitectura ecológica y veas que otra forma de vivir es posible.

Viaje a Las Graceas – Jaén

¿Prefieres el sur? Ponte al volante de tu vehículo eléctrico. Esta vez nos vamos a Andalucía, más croncretamente a Jaén, a la aldea sostenible de Las Graceas. Convertida en todo un emblema del turismo ecológico, su modelo social, ambiental y energético alternativo es todo un referente ya en Europa.

En este municipio inmerso en el Parque Nacional de la Sierra de Cazorla, la vida entre sus habitantes es cien por cien participativa. El mejor ejemplo son sus 17.000 metros cuadrados de tierra dedicados al cultivo ecológico. Allí, sus vecinos trabajan en un proyecto de árboles frutales, plantas medicinales, olivos, plantación de hortalizas para el autoconsumo entre sus habitantes.

Cuando llegues, adéntrate y disfruta de la vida vecinal, el respeto por la naturaleza y el trabajo comunitario que se respira en esta `pequeña aldea de Jaén.

Viaje a Icod de los vinos – Tenerife

Las islas de nuestro país probablemente sean uno de los destinos favoritos por todos para recorrerlos en coche. Nos quedaremos en esta ocasión con Tenerife. Si ya conoces algunos de sus grandes tesoros, como la Laguna o Santa Cruz, te animamos a hacer una ruta diferente para que disfrutes, además de sus muchos kilómetros de costas, de su microclima y su naturaleza.

Antes de alcanzar Garachico, continua por la carretera hasta llegar a Icod de los vinos. Como su nombre indica, este pueblo hace honor a su gran tradición vinícola. Pero la fama se debe, principalmente, a la presencia del “Drago gigante“, el árbol milenario más misterioso de Canarias.

En esta ciudad, podrás visitar además uno de los mayores mariposarios de las Islas Canarias y disfrutar de sus múltiples jardines tropicales.

Viaje a El Escorial (Madrid)

Alrededor de nuestras grandes ciudades, también encontrarás rutas alternativas que te llevarán a disfrutar plenamente de la naturaleza. Escapadas a tiro de piedra que te permitirán dar un respiro de la rutina y del estrés diario de las grandes urbes.

Si vives cerca de Madrid, ponte al volante y dirígete camino a Ávila hacia El Escorial. ¿Te animas a visitar la Silla de Felipe II? Hasta llegar allí, podrás adentrarte en toda una serie de senderos a través de la falda de la montaña, rodeando campos de robles y terrenos repletos de jaras.

Todas estas sendas tienen el distintivo “ecológico”. Desde el Puerto de la Cruz Verde, te encontrarás varias construcciones en ruinas y miradores para contemplar las vistas que ofrece el lugar de El Escorial, hasta que llegues al conjunto de plataformas escalonadas que conforma la famosa Silla de Felipe II.