Secciones

¿Sabías que...? Las cáscaras de pipas del fútbol tendrán una ‘segunda vida’

Una iniciativa recoge los restos de las pipas en estadios para convertirlos en abono para el cultivo.

Desde el pasado mes de febrero, se ha puesto en marcha una iniciativa que pretende recoger las cáscaras de pipas que se consumen en los estadios de fútbol de forma eficiente para convertirlas posteriormente en abono. Un proyecto comenzado en el campo de la Real Sociedad en colaboración con la Kutxa Ekogunea y la empresa de transporte y gestión de residuos de Gipuzkoa Ekotrabe.

pipas-futbol

“Las cáscaras de pipas suponen un problema, ya que más allá de la limpieza, al mezclarse con otros residuos no se pueden reciclar. Sin embargo, si las recogemos de manera selectiva, pasan de ser una fracción del rechazo a ser materia prima de valor”, apuntan desde la fundación del club donostiarra.

En la pasada temporada, en los estadios de la Primera División del fútbol español se consumieron más de 100 toneladas de pipas cuyas cáscaras acababan en el suelo.

«Es un iniciativa que ya está implantada en el Estadio y se trata de que los aficionados ya adquieran la costumbre de recoger el recipiente, echar las cáscaras en el mismo y posteriormente vaciarlo en el contenedor correspondiente. La verdad, es que poco a poco lo estamos logrando. La gente está cada vez más concienciada de la necesidad de reciclar y actúa con mayor responsabilidad. Estamos contentos. La temporada que viene seguiremos, por supuesto. Esto no debe tener vuelta atrás», destaca a Eltiempo.es Andoni Iraola, director de la Fundación de la Real Sociedad.

«Es una iniciativa que no tiene fecha de finalización porque esperamos que sea para siempre”

800 kilos de cáscaras de pipas

Por el momento, en los pocos más de tres meses que lleva en funcionamiento, los responsables estiman que en total se han recogido 893 kilos aunque depende de la afluencia del público.

En este sentido, “el proyecto  es una iniciativa viva, que mejora cada vía”, explica a Eltiempo.es Gorka Yarza, gerente de Ekotrabe,sobre los detalles que se van implementado para ser más eficientes y sostenibles. Además, recuerda que “es una iniciativa que no tiene fecha de finalización porque esperamos que sea para siempre”, apunta Yarza .

Cajas para pipas

En concreto, esta recogida se realiza a través de una cajas de cartón biodegradables que se entregan a los aficionados para que depositen las cáscaras. Después de cada encuentro, las cajas se arrojan a unos contenedores específicos para almacenar este residuo vegetal y que, tras un proceso de entre 9 y 12 meses junto con otros restos de frutas y verduras, se convertirán en sacos de abono. “Los aficionados se convertirán en los actores principales de este proyecto, ya que su colaboración es determinante para una recogida de calidad, aspecto indispensable para el éxito del mismo”, explican fuentes de la Real Sociedad.

Esta » iniciativa pionera en la gestión de residuos, que pretende convertirse en un ejemplo para toda la sociedad”

Con esta iniciativa, pretenden dar un paso adelante en gestión social y medioambiental y una prueba más del compromiso y la responsabilidad del club donostiarra con las las personas, y con su entorno, consciente de que el fútbol “puede ser el mejor vehículo para impulsar y amplificar conductas medioambientales más sostenibles”.

Por su parte, desde Kutxa Ekogunea, detallan que gracias a este programa, se quiere potenciar la implantación de hábitos sostenibles en la sociedad y fomentar la economía circular de los diferentes agentes sociales gracias a esta » iniciativa pionera en la gestión de residuos, que pretende convertirse en un ejemplo para toda la sociedad”, explican.