Secciones

Deportes Cañones contra la falta de nieve: así funcionan

Las estaciones de esquí cada vez invierten más en cañones de nieve artificial. Así se fabrica

VIDEO. ¿CÓMO SE FABRICA LA NIEVE?

Esta temporada la nieve ha llegado a las estaciones de esquí más tarde de lo esperado y solo la nieve artificial permitió en gran medida poder abrir en los meses de diciembre y enero.

Cada vez son más los centros invernales que deciden invertir en cañones de nieve artificial. Actualmente las estaciones de esquí españolas tienen instalados más de 4.000 innivadores que cubren cerca de 400 kilómetros de pistas, el 40% de la superficie esquiable total.

¿Qué son los cañones de nieve y como funcionan?

El sistema de innivación de una estación de esquí consiste en enlazar las fuentes de suministro de agua como balsas artificiales con los cañones distribuidos estratégicamente a lo largo de las pistas. El agua se impulsa a través de unas bombas y el aire comprimido mediante cañerías hasta los innivadores donde ambos elementos se mezclan de forma automática.

Por lo tanto, los cañones de nieve artificial permiten fabricar nieve a partir de agua y aire presurizados y expulsados a baja temperatura. La fabricación de nieve implica pulverizar aire comprimido y agua sobre una masa de aire frío en el lugar que queremos cubrir de nieve.

La nieve se transforma de una forma muy similar a como se hace de forma natural. Se genera una partícula de hielo sobre la que impacta el agua ayudada por el aire, y se crea un copo.


Los cañones de nieve artificial permiten fabricar nieve a partir de agua y aire presurizados y expulsados a baja temperatura

Aunque el agua se obtiene de forma artificial sin necesidad de lluvia, el frío en la superficie sí que es necesario. Cuanto más frío hace (siempre por debajo de cero) y menos humedad hay más calidad tiene la nieve producida y más eficaz es la innivación.


Las estaciones de esquí españolas tienen instalados más de 4.000 innivadores

Para realizar este proceso se necesita una gran cantidad de energía y agua. (unos 850 litros de agua cubrirían una zona de 4 metros cuadrados con un espesor de 30 centímetros). Por lo tanto, se trata de un costoso proceso que requiere una inversión de millones de euros con una infraestructura que requiera una red de tuberías de aire y agua que conectan los cañones en las pistas. Estos a su vez están conectados con los equipos de bombeo y compresores, que se encuentran instalados en un edificio central.

La mayoría de cañones de nieve son conocidos como de alta presión y son capaces de producir entre 8 y 14 metros cúbicos de nieve por hora. Esta nieve artificial es más densa (hasta 500 kg por metro cúbico) que la natural (hasta 150 kg por metro cúbico), lo que la hace ser más dura.

VER MÁS. LOS MEJORES TRUCOS DE ESQUÍ