Secciones

Cambio Climático El cambio climático podría alterar El Niño y La Niña

Según dos estudios, el cambio climático estaría detrás de alteraciones en El Niño y La Niña, pudiendo incluso llegar a hacerlos colapsar

Según dos estudios publicados recientemente, los cambios inducidos por el cambio climático podrían afectar a los fenómenos de El Niño y La Niña. Esto implicaría importantes cambios en su variabilidad, incluso pudiendo llegar a colapsarlos en el futuro. Si esto sucediera, las consecuencias podrían ser desastrosas.

¿Qué son El Niño y La Niña?

Los fenómenos de El Niño y La Niña juegan un papel fundamental en el tiempo y el clima de amplias zonas, especialmente en los trópicos y la zona subtropical. Ambos procesos son parte de ENSO («El Niño Southern Oscillation»), un proceso de ciclo irregular que implica variaciones en temperatura y vientos en el oriente del Pacífico tropical. El Niño es la fase cálida del patrón, cuando las temperaturas del mar son anómalamente cálidas. Por el contrario, si las temperaturas son frías, estaríamos en fase de la Niña.

cambio climático niño niña

Algunos de los efectos de El Niño son las precipitaciones abundantes en zonas del sur de Estados Unidos o la costa norte de Perú. En este último las crecidas de los ríos y los corrimientos de tierra, llamados huaicos, son frecuentes. También provoca que las temperaturas sean más altas en zonas del sudeste asiático o puntos de América.

Por el contrario, La Niña provoca que el tiempo sea más seco de lo normal en la costa peruana y Ecuador. Destaca por temperaturas más frías y precipitaciones mucho más abundantes en el sudeste asiático. Al contrario que con El Niño, en el sur de Estados Unidos el tiempo se torna más seco y cálido.

Sus efectos en un escenario de clima cambiante como en el que nos encontramos podrían ser mayores. Junto a otros patrones de sequía o calor intenso incrementarían la severidad de las consecuencias en los lugares a los que afectan.

Según los estudios, están viéndose alterados

El primer estudio indica que la variabilidad de ENSO se vería incrementada de forma clara en un escenario de calentamiento. Esto se traduciría en fenómenos El Niño y La Niña mucho más intensos en términos de la anomalía de las temperaturas del mar. A su vez, el estudio concluye que las precipitaciones asociadas también sufrirían una fuerte variabilidad. Estos resultados presentan incertidumbres de acuerdo a los autores, pero indicarían una señal clara a un cambio.

En el caso del segundo estudio, las consecuencias serían mucho mayores ya que concluye que el fenómeno podría llegar a desaparecer del todo. Con modelos de mesoescala (modelos de predicción de alta resolución espacial) los investigadores han concluido que el escenario actual de cambio climático implicaría un debilitamiento de ENSO.

Aunque parezca incoherente con el primer estudio, para llegar a la supresión se debería pasar antes por una mayor inestabilidad. Ya tras esta mayor inestabilidad, que implica variabilidad, los investigadores indican que la ENSO podría llegar a suprimirse por completo, tal y como muestran en el siguiente esquema.

cambio climático niño niña
Flujo de los cambios que llevarían a la supresión de la ENSO. Fuente: estudio

El efecto del cambio en El Niño y La Niña, más pronto que tarde

En cualquiera de los dos escenarios, las consecuencias serían muy relevantes, acrecentando los efectos de sequías y lluvias torrenciales en muchas zonas del planeta. Además, los investigadores concluyen que estos procesos de variabilidad o colapso podrían comenzar a dar señales en poco tiempo.

De ser así, amplias zonas del mundo, especialmente de América y del sudeste asiático, verían sus condiciones climáticas afectadas. Al ser un proceso a gran escala, además, perjudicaría a muchos elementos más allá de la atmósfera, por lo cual las consecuencias podrían ser desastrosas para muchos países y comunidades.