Cambio climático: así será el tiempo en nuestros veranos en 2050

Mar Gómez

Mar Gómez

Si se cumplen los peores escenarios de cambio climático la información meteorológica diaria podría sufrir una gran transformación. Este es el pronóstico del tiempo que podríamos ver en el verano del año 2050.

Eltiempo.es presenta el pronóstico para nuestro país en las próximas décadas para esta estación: olas de calor, sequías y lluvias torrenciales marcaran el tiempo en los veranos de nuestro país. Toda la información está basada en datos climáticos en el escenario más pesimista con el objetivo de crear concienciación sobre el grave problema que supone el calentamiento global.

Un día de calor veraniego en 2015: casi 50ºC

Un día de verano en el año 2050 vendrá marcado por las altas temperaturas. El verano es la estación más afectada por el cambio climático en nuestro país y así quedará patente en las próximas décadas. En 2050 será altamente probable que un día de verano este sumido en una ola de calor. Desde 1975 hemos tenido 57 olas de calor y la tendencia es que estas aumenten de frecuencia e intensidad.

Así será un día de ola de calor a mitad de siglo:

Imposible conciliar el sueño: casi dos meses de noches tropicales

El calor también se hará sentir en las noches de verano ya que el aumento de la temperatura mínima en 2050 será importante, especialmente en las ciudades donde el efecto isla de calor juega y jugará aún más en contra del enfriamiento nocturno.

Menos lluvia, pero torrencial en el Mediterráneo

En los meses de verano podríamos encontrarnos con regiones en las que estemos más de 60 días, es decir más de dos meses, sin que caiga ni una sola gota.

El clima en España en 2050: la aridez se apoderará del mapa

En 2050 más de la mitad del territorio español podría tener un clima semiárido y algunas regiones podrían volverse totalmente áridas. El clima podría cambiar de una forma muy radical afectando a sectores como la agricultura, la ganadería, el turismo o la hostelería, además de a toda la biodiversidad y población.