Secciones

Actualidad Calor, sequía, incendios: ¿es la huella del cambio climático en Europa?

Ha tardado, pero ya está aquí, la primera ola de calor de este atípico verano se irá notando en muchas zonas de España durante los primeros días de agosto. Mientras, muchos otros países del norte del continente no habituados a sufrir los rigores térmicos más propios del sur de Europa, llevan semanas experimentando temperaturas muy por encima de lo normal.

Londres ha sido una de las capitales europeas que más ha sufrido los intensos calores de esta primera mitad del verano.

De hecho, a nivel global, este pasado mes de junio se ha convertido en el tercer junio más cálido del periodo 1951-1980, con una anomalía positiva de temperatura de 0.77oC. Junio 2018 empata por lo tanto con junio 1998 como el tercer junio más cálido, solo por delante de los de 2015 y 2016 (+0.80 y +0.79oC). Aún no se han publicado los datos oficiales de Julio, pero parece que tampoco se quedará lejos de ser uno de los julios más cálidos registrados.

Anomalía de temperatura para Junio 2018. ¿que color domina en el mapa? el rojo, es decir la anomalía positiva de temperatura.

¿Qué hay detrás de las anomalías térmicas que se están registrando este verano en España y otras zonas de Europa?

En términos generales, muchas de las anomalías meteorológicas que se producen en Europa van ligadas a cambios en la estructura de la corriente de chorro que impulsa borrascas, frentes o masas de aire habitualmente de oeste a este.

Durante gran parte de los meses de junio y julio, la corriente de chorro formada por estos vientos del oeste ha estado bastante más al norte de su posición habitual.

Un robusto y permanente anticiclón situado en el Atlántico ha provocado calor y sequía en gran parte de la fachada noroeste del continente europeo. Mientras, países como Islandia, Portugal, España o Italia han estado al otro lado de la línea con tiempo más fresco, nuboso y tormentoso.

Anomalías de la temperatura del mar con una clara anomalía negativa al sur de Groenlandia y una positiva en zonas subtropicales del océano. Este patrón parece estar relacionado con la posición anómala de la corriente de chorro este verano.

Las primeras investigaciones llevadas a cabo por un grupo de meteorólogos de la universidad de Reading en el Reino Unido relacionan esta posición anómala de la corriente de chorro con las anomalías de temperatura en el Atlántico norte. Desde que arrancó el verano, los valores han sido más fríos de lo habitual al sur de Groenlandia y más cálidos en zonas subtropicales del océano.

Otro equipo de investigación de la universidad de Oxford en el Reino Unido, relaciona las anomalías térmicas registradas este verano en Europa directamente con el cambio climático.

La comparación de dos de las olas de calor más extremas registradas en el Reino Unido, la de 1976 y esta del 2018 muestra patrones muy diferentes. La de 1976 fue intensa, pero solo afectó a ciertas regiones del planeta como el oeste de Europa. La de 2018 sin embargo se extiende claramente por muchas otras zonas del planeta aparte del noroeste de Europa mostrando la tendencia de un planeta en global más cálido. A mayor número de zonas sobrecalentadas mayor es también la probabilidad de que se produzcan olas de calor.

Anomalía de temperatura junio 1976

Anomalía de temperatura junio 2018

Las olas de calor de antes y las de ahora no tienen nada que ver. Se extienden por zonas mucho más amplias, son más intensas y también suelen durar más. Y mientras unos viven inmersos en la ola de calor, otros, como es el caso de España durante la primera mitad de este verano, pueden llegar a disfrutar del aire más fresco que de manera anómala transporta una corriente de chorro fuera de su posición habitual.

Lo que viven algunas zonas de Europa este verano es calentamiento global puro y duro. Queramos o no, tendremos que aprender a vivir con el cada vez con más frecuencia.

Lo que hoy llamamos ¨ola de calor¨ en un futuro no muy lejano lo llamaremos simplemente ¨verano¨, si no empezamos a buscar soluciones al problema de las crecientes concentraciones de gases tipo efecto invernadero.

Anomalía de temperatura para el jueves 2 agosto 18Z. Gran parte de España y gran parte del oeste y norte de Europa vivirán una jornada bastante más cálida de lo habitual.

  • Una pregunta… te paga Gore???
    Es que dices las mismas mentiras.

    Responder