Secciones

Actualidad Efecto isla de calor: la sensación que no te deja dormir

Te metes en la cama y las sábanas se te empiezan a pegar al cuerpo, comienzas a sudar y por muchas ventanas que tengas abiertas esa sensación de calor interno no desaparece con nada.

¿No debería refrescar por las noches en vez de tener tanto calor? Los días de fuerte calor en verano provocan que no sólo tengamos temperaturas máximas muy altas durante el día, sino que las temperaturas mínimas también estén por encima de la temperatura umbral para conciliar el sueño, unos 20ºC.

Para entender por qué ocurre esto hay que tener en cuenta el efecto isla de calor, un fenómeno que nos trae de cabeza durante los meses de verano.

En las grandes ciudades, las temperaturas mínimas están entre 3 y 4 ºC más altas que en los alrededores. El motivo es que por la noche (más que durante el día) el hormigón y el asfalto desprenden la gran cantidad de calor que acumulan durante el día. Esto sumado a que son pocos los espacios verdes, que podrían facilitar la transformación de energía solar a través de la fotosíntesis y la evaporación del agua, hace que poder dormir sea misión imposible.

Cuanto más altos son los edificios, peor, ya que es más área de hormigón la que absorbe el calor y lo irradia lentamente durante la noche. También hay que sumar el efecto de la contaminación del aire, que no favorece el escape del calor. Además, los aparatos de aire acondicionado y sistemas de refrigeración son otro factor a añadir, ya que se utilizan más cuando hace calor y a la vez generan más calor: la pescadilla que se muerde la cola.

Se ha demostrado que el fenómeno de la isla de calor aumenta con el tamaño de la ciudad. Muestras de ello hemos tenido estos días, en los que se han alcanzado valores mínimos muy altos por ejemplo en Madrid (22.8ºC el 6 de julio), Valencia (24ºC el 2 de julio), Barcelona (25.1ºC el 5 de julio), Zaragoza (Valdespartera, 25.3ºC el 7 de julio) y Toledo (25.4ºC el 7 de julio), entre otros muchos.

Y este efecto no solo actúa durante el verano, en invierno también evita que en algunos días se produzcan heladas en las grandes ciudades.

Te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Gran explicación. Muchas gracias, la verdad es que en verano es imposible dormir bien.

    Un saludo

    Responder