Secciones

Deportes Calor, deporte y coronavirus: ¿podemos contagiarnos por el sudor?

Los expertos señalan que por el momento no se puede afirmar que la sudoración pueda ser una fuente de contagio

Con la entrada de las distintas fases, las calles se están llenando de deportistas y gente paseando. Esta situación está coincidiendo con la llegada del calor propio de estos meses. Ante ello, muchas personas se plantean ciertas dudas, en especial en el caso de los deportistas que han tomado las calles de ciudades y pueblos del país.

correr-sudor-coronavirus

Sudor y coronavirus

Así, debido a la salida multitudinaria de miles de corredores y ciclistas, muchos se preguntan si se puede contraer el coronavirus COVID-19 por el sudor de las personas, Más aún en los días de calor en los que se practica más deporte.

Para aclararlo, los expertos señalan que por el momento no se puede afirmar que la sudoración pueda ser una fuente de contagio. «Hasta la fecha no hay evidencias de que el virus se pueda contagiar por el sudor”, detalla Eltiempo.es Víctor Jiménez Cid, catedrático del departamento de de Microbiología y Parasitología en la Universidad Complutense de Madrid.

Se debe incrementar la distancia social en más de dos metros entre individuos al correr

No obstante, estudios anteriores sobre otros coronavirus, como el SARS, concluían que este tipo de virus podía detectarse en las glándulas sudoríparas. Pese a estos antecentedes, a día de hoy, “no hay ninguna evidencia para este nuevo virus pueda transmitirse a partir del sudor ya que la principal fuente de contagio son las secreciones respiratorias”, aclara Cid.

Vías de contagio del coronavirus

En este sentido, es importante destacar que las vías más frecuentes de contagio del coronavirus COVID – 19 son la inhalación de secreciones respiratorias de personas infectadas – o vía aérea – y por contacto con objetos contaminados .

coronavirus-contaminacion-aire-calle

“Para algunos expertos la vía aérea es la más común, porque se estima que las gotículas mayores de 5 micras emitidas al hablar o al toser son la fuente principal de contagio, y éstas se depositan rápidamente en superficies”, asevera Cid.

La distancia de seguridad de 2 metros se ha calculado para personas que no están en movimiento

No obstante, cada vez hay más evidencias de que la alta transmisibilidad de este virus se debe a aerosoles que permanecen en el aire. “Sobre todo en espacios cerrados, largo tiempo y pueden diseminarse por sistemas de ventilación. Incluso hay científicos que opinan que se está subestimando esta vía en la gestión de la pandemia”, asegura este experto.

Distancia recomendada

Por otro lado, hay que recordar que, como norma general, al sudar por una práctica deportiva, se respira de una forma más intensa. Así, en la situación actual se recomienda incrementar la distancia social en más de dos metros entre individuos al correr y incluso hasta 10 en el caso de los ciclistas.

Una persona que va corriendo puede dejar una estela de partículas infecciosas en suspensión

“Lógicamente una expiración más violenta en un portador asintomático o presintomático puede eliminar más aerosoles y gotículas. Las gotículas sedimentarán a una distancia menor de 2 m y los aerosoles permanecerán en suspensión en el ambiente”, explica el experto. Además, añade que si el deporte se practica en el exterior los aerosoles se diluirán, constituyendo un peligro menor que en espacios cerrados.

“La distancia de seguridad de 2 metros se ha calculado para personas que no están en movimiento. Una persona que va corriendo puede dejar una estela de partículas infecciosas en suspensión incluso varios metros detrás de ella. Creo que la distancia de seguridad detrás – no delante ni al lado – de un corredor debería ser mayor de 2 m por precaución”, estima el catedrático.

Por su parte, según destaca el Boletín Oficial del Estado que regula estas salidas, durante «la práctica de las actividades físicas autorizadas por esta orden deberá mantenerse una distancia interpersonal con terceros de al menos dos metros».

VÍDEO: ¿AYUDARÁ EL CALOR A COMBATIR EL CORONAVIRUS?