Secciones

Actualidad ¿Por qué caen las hojas en otoño?

El menor número de horas de luz al día, la menor fuerza de la radiación solar y las primeras heladas, entre los motivos

VÍDEO: ¿POR QUÉ CAMBIAN DE COLOR LAS HOJAS EN OTOÑO?

Desde este 22 de septiembre estamos en otoño. Hemos visto cómo los árboles han ido perdiendo su color verde para pintarse de espectaculares tonos rojizos, marrones y amarillos, un verdadero placer a la vista. Dentro de poco inauguraremos nuevo mes, octubre, y tenemos cada vez más hojas en el suelo… ¿pero por qué?

Algunos árboles pierden sus hojas por tres motivos: hay menos horas de luz al día, la radiación solar tiene menos fuerza y empiezan a aparecer las primeras heladas, haciendo que sea más complicado que los árboles adquieran agua y nutrientes con sus raíces. ¿Resultado? Salen cada vez menos hojas y cuesta más mantener las que hay.

Así que el árbol prefiere perder las que tiene para no gastar energía y pasar el otoño en reposo. En este momento se retira el suministro de savia y clorofila creando una película entre la rama y la base de la hoja, que queda abandonada a su suerte. El viento y la lluvia la harán caer.

¿Debemos podar en este momento?

Es una práctica muy habitual pero que les hace mucho daño a los árboles. Cuando la planta deja de crecer, comienza a acumular reservas para la brotación del próximo año.

Cuando se le quitan brutalmente las hojas de un momento para otro y cuando aún están verdes, lo que se logra es disminuir las reservas del año próximo, por lo que la planta baja sus defensas y queda propensa a enfermarse.

Cuando esta práctica se repite cada año el árbol no solo se enferma sino que tarda en recuperarse y finalmente muere. Para podar, hay que esperar hasta que el árbol haya perdido, por lo menos, el 50% de su follaje.

Consejos para rastrillar las hojas en otoño

Aunque algunas hojas no dañarán el césped, es necesario retirarlas cuando comienzan a acumularse. Las hojas caídas pueden asfixiar el césped, impidiendo que la luz del sol llegue y limitando la circulación de aire, lo que puede dar lugar a las enfermedades.

Si optas por rastrillar o segar las hojas, siempre es mejor actuar antes de que llegue la lluvia y transforme las hojas secas en una alfombra mojada. Las hojas mojadas no se cortarán bien y suelen complicar el rastrillado o aspirado de las hojas.

Te librarás por completo de rastrillar si decides segar las hojas y cortarlas en pequeños trozos. Si tienes pensado hacer abono orgánico con las hojas, córtalas primero para acelerar la descomposición y utiliza un recogedor de césped para acumular las hojas a medida que vas segando.

Para conocer más sobre las hojas en otoño, te recomendamos leer:

*Imágenes: Flickr

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder