Secciones

Actualidad Cae la contaminación en España debido al confinamiento por el coronavirus

Nuevos datos basados en las observaciones del satélite Copernicus Sentinel-5P nos muestran importantes reducciones en las concentraciones de dióxido de nitrógeno en ciudades europeas como París, Madrid o Roma

Desde que entrara en vigor el estado de alarma y las medidas del confinamiento debido al brote de coronavirus en nuestro país, la calidad del aire ha mejorado sustancialmente.

Lo ha hecho en todos los lugares donde las restricciones están siendo aplicadas descendiendo, por ejemplo, en Milán las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) un 24% en las ultimas cuatro semanas según la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA).

Emisiones de NO2 sobre italia en marzo del año pasado y este año.
Fuente: modified Copernicus Sentinel data (2019-20), processed by KNMI/ESA, CC BY-SA 3.0 IGO

En concreto entre el 16 y 22 de marzo en Barcelona los niveles medios de NO2 cayeron un 40% en comparación con la semana anterior y hasta un 55% respecto a la misma semana en 2019.

En Madrid el descenso sería aún mayor, con una bajada del 55% del NO2 con respecto a la semana anterior y de un 41% con respecto al año pasado.

Un estudio reciente marcado por las imágenes del satélite Copernicus Sentinel-5P nos muestra de igual modo esta caída significativa de las concentraciones de este contaminante, coincidiendo con las estrictas medidas de la cuarentena.

Fuente: Modified Copernicus Sentinel data (2019-20), processed by KNMI/ESA, CC BY-SA 3.0 IGO

Estas imágenes muestran claras reducciones en las ciudades de Madrid, París o Milán entre otras, entre el 14 y 25 de marzo de 2020 y se comparan con el mismo promedio mensual en 2019.

Comparativa entre 2019 y 2020 de las emisiones de NO2 en España. Fuente: modified Copernicus Sentinel data (2019-20), processed by KNMI/ESA

Según los investigadores del Real Instituto Meteorológico de los Países Bajos (KNMI) al combinar datos durante un período específico de tiempo, 10 días en este caso, la variabilidad meteorológica se promedia en parte y comenzamos a ver el impacto de los cambios debido a la actividad humana.

La química en nuestra atmósfera no es lineal. Por lo tanto, la caída porcentual en las concentraciones puede diferir algo de la caída en las emisiones. Los modelos de química atmosférica, que representan los cambios diarios en el tiempo meteorológico, deben combinarse con técnicas de modelado inverso para cuantificar la emisión en función de las observaciones satelitales.

VÍDEO: LAS CIUDADES MÁS CONTAMINADAS PODRÍAN ESTAR MÁS EXPUESTAS AL CORONAVIRUS