Secciones

¿Sabías que...? Cadenas para nieve: recomendaciones al escogerlas

VÍDEO: CONSEJOS PARA CONDUCIR CON HIELO Y NIEVE


Con la llegada del invierno, la nieve y el hielo son los grandes enemigos de los conductores. En muchos casos es obligatorio el uso de cadenas para nieve con el objetivo de poder circular en estas situaciones, y aunque no lo sea, siempre es recomendable ponerlas para una mayor seguridad.

Las cadenas de nieve proporcionan al vehículo un mayor agarre y evitan derrapes o patinazos. Si vamos a conducir con nieve y todavía no tenemos cadenas, una de las dudas más típicas vienen a la hora de elegir unas cadenas u otras. Dependiendo del coche, las dimensiones, tracción, presupuesto o uso que le vayamos a dar podemos elegir unas u otras.

Como en casi todo, no hay mejores ni peores, sino que la elección dependerá de todos los factores mencionados anteriormente. Estos son los tipos de cadenas más conocidas y recomendables.

VEA TAMBIÉN: Consejos para poner cadenas de nieve

Cadenas metálicas

Son las que se han utilizado toda la vida, y actualmente también son las más usadas. Entre las ventajas están su gran resistencia, siendo muy difícil romperse y pudiendo llegar a durar toda la vida. Además, son muy económicas si nuestro presupuesto no es muy alto. Entre las desventajas están sobre todo su dificultad al colocarlas. Si no las hemos puesto nunca, nos hará falta casi seguro mirar el manual de instrucciones. Otro punto negativo es que perjudican la suspensión y la dirección del vehículo si las utilizamos a menudo.

Cadenas textiles

Son unas cadenas mucho más modernas que las metálicas y cada vez se utilizan más, sobre todo, en personas que solo conducen en nieve de forma esporádica. Su gran ventaja es la facilidad de colocación al ser una funda que cubre el neumático. Además, el precio es económico y responden muy bien en el contacto con la nieve. La mayor desventaja es su durabilidad al ser menos resistentes que las cadenas metálicas, por lo que son recomendables para pequeños trayectos.

Cadenas compuestas

Recuerdan a las cadenas textiles, aunque en lugar de lona son de red. Son cadenas para nieve que funcionan muy bien en invierno y proporcionan un gran agarre. Además, son resistentes, duraderas y se colocan con facilidad. Como todo no pueden ser ventajas hay que destacar que son más caras, aunque si te lo puedes permitir es una gran elección para la nieve y el hielo.

Cadenas semiautomáticas

También son conocidas como cadenas de araña y están formadas por un disco que va unido a los tornillos de la llanta. Su principal ventaja es la facilidad de uso, sin embargo, son las más caras con diferencia. Merecen la pena si estás habituado a conducir con nieve y las vas a utilizar muy a menudo.

Cadenas líquidas

Aunque no son unas cadenas como tal, realizan la misma función. Se trata de un spray que se fija al neumático, formando una película adherente al contactar con el hielo o nieve. No tienen tanto agarre como las cadenas tradicionales, sin embargo, su precio es muy bajo y pueden servir como emergencia. Si recorres más de 5 kilómetros pierden su eficacia.

Una vez que ya tenemos nuestras cadenas para nieve elegidas es hora de ponerlas, por lo que desde eltiempo.es te damos unos consejos para su colocación y conducción.

  • Pon siempre las cadenas para nieve en las ruedas motrices.
  • No te confíes por llevar cadenas, la conducción tendrá que ser muy suave.
  • No superes los 50 kilómetros por hora.
  • Evita utilizar el pedal de freno. Opta por el freno-motor.
  • Utilízalas solo cuando haya nieve o hielo en el asfalto. En caso contrario el vehículo y las cadenas sufrirán daños.

Te puede interesar: