Secciones

Actualidad Cada vez hay más DANAS, así lo dice este estudio

Europa es la zona donde más DANAS se han producen pero la ocurrencia de este fenómeno está aumentando en ambos hemisferios

Las Depresiones Aisladas en Nieveles Altos o DANAS han dado mucho que hablar en España en los últimos tiempos, aunque su presencia no tiene por qué estar siempre asociada a lluvias torrenciales, ya que puede traer otras consecuencias, como por ejemplo el histórico episodio de calima en Canarias al situarse una de estas DANAS al oeste del archipiélago.

Un nuevo estudio de la Universidad de Manchester (EEUU) analiza los episodios de DANA registrados en 6 regiones distintas del planeta, de ambos hemisferios, incluida la nuestra, entre los años 1960 y 2017. A lo largo de este periodo se observa una tendencia positiva en el número de DANAS: cada vez hay más en todas las regiones.

Porcentaje de DANAS ocurridas en cada mes del año de la climatología (1960-2017) en las distintas zonas del estudio.

Se nota más en nuestro hemisferio

La tendencia al aumento de DANAS resulta más evidente en el hemisferio norte que en el sur. De todas las regiones estudiadas, destaca el aumento del número de DANAS en niveles altos de la atmósfera en Norteamérica.

Número de DANAS anual en un nivel de 200 hPa en Norteamerica.

Aquí en Europa, el número de episodios se mantuvo bastante estable al principio de la serie, con unos 30 por año, pero a partir de los años 90 ha habido un repunte. El área que comprende a España es la región del hemisferio norte que tuvo más DANAS a lo largo del periodo y también es el área donde los episodios se distribuyen de forma más uniforme a lo largo del año, aunque son más habituales en julio y otros meses estivales.

Número de DANAS anual en un nivel de 200 hPa en Europa.

¿Está el cambio climático detrás de esto?

El resultado es consistente con lo que se esperaría a partir de los cambios en la circulación atmosférica vinculados a un escenario de cambio climático: las corrientes en chorro desplazadas hacia los polos, las células de Hadley y el cinturón tropical abarcando mayor territorio, las borrascas circulando más al norte, la contracción del aire frío sobre los polos en invierno y el enfriamiento de la estratosfera.

Además, un aumento en el número de DANAS también resulta consistente con un aumento de los bloqueos atmosféricos que ha sido observado en puntos del hemisferio norte, ya que estos eventos de bloqueo dividen el jet stream o corriente en chorro en ramas más débiles, favoreciendo así la ocurrencia de estas depresiones aisladas.