Secciones

Escapadas Islas Canarias: en busca del clima perfecto

Las islas Canarias son uno de los mejores destinos en nuestro país para disfrutar de temperaturas agradables todo el año.

En España tenemos una gran diversidad geográfica enriquecida por diversos climas que van desde el subtropical hasta el oceánico, pasando por el de montaña y por supuesto por le Mediterráneo. Cada uno tiene su peculiaridad y lo que para uno es perfecto para otros no y a la inversa.

Y es que nunca llueve a gusto de todos, y para gustos, además los colores. Pero a mí hay un lugar que particularmente me encanta y que reúne tanto en temperatura como en variedad climática lo que muchos buscamos: el clima perfecto.

Canarias, ese lugar donde todo el año podemos disfrutar de una temperatura envidiable y donde además de playa podemos encontrar muchos lugares, reservas naturales y actividades que realizar.  Aunque ya he tenido la oportunidad de visitar casi la mitad de las islas hoy os hablaré solo de una de ellas: Gran Canaria, en la que estuve hace tan solo una semana.

Y es que para aquellos que buscáis playa en el mes de abril y sobre todo una buena temperatura, las islas volcánicas son un destino asegurado. Pero antes de contaros mi experiencia en la isla conozcamos algo más del origen de Gran Canaria.

Esta isla, de origen, al igual que sus vecinas, volcánico y pertenece a la región natural de la Macaronesia, junto con los archipiélagos de Cabo Verde, Azores, Madeira y salvajes. Con un clima subtropical envidiable, tiene variaciones muy importantes del norte al sur de la isla. De hecho yo esta vez estuve al sur, en concreto en las maravillosas dunas de Maspalomas y el cielo estaba totalmente despejado, pero al norte de la isla con los vientos alisios soplando, el cielo estaba cubierto incluso con alguna llovizna.

Y es que cuando estos vientos soplan, las nubes quedan retenidas al norte por el relieve de la isla creando un precioso mar de nubes (Consejo: si vais a Canarias, sobre todo a las islas con más relieve y estáis al norte con cielo nublado, bajaos al sur: el sol estará esperándoos).

Las temperaturas en el mes de abril son perfectas. Rondaron los 23-24ºC durante el día y bajaban algo más en la noche, pero con una cazadora y pantalón largo es más que suficiente.

Las dunas de Maspalomas son sencillamente espectaculares. Un espacio natural situado en el municipio de San Bartolomé de Tirajana. Allí encontraréis un Faro (cuyos inicios en la construcción datan de 1861) y desde el kilómetros de playa, en una de las franjas de costa más visitadas de Europa.

Si la recorremos llegaremos a la Punta de Maspalomas en donde se conecta con la Playa del Inglés. Personalmente recomiendo subir a las dunas al atardecer ya que la vista del sol poniéndose junto con el faro y el mar de fondo es una de las más románticas de la zona.

Además a muy pocos metros de la playa tenemos el Palmeral de Maspalomas y el espacio protegido de la Charca que es lugar de descanso para las aves migratorias desde África.

Tanto en Maspalomas, Playa del Inglés y Meloneras encontraréis multitud e hoteles y apartamentos donde alojaros.

Con esta información ¡Solo os queda disfrutarlo!

Si te ha gustado el post y quieres comentar tu experiencia en la isla, déjanos tu comentario a continuación.