Secciones

Actualidad Bochorno: las zonas de España donde la sensación térmica es mayor

Si a las altas temperaturas del verano se le añade la humedad relativa, aumenta la sensación de calor, el conocido bochorno. Las zonas más donde más se siente son las costas y el norte peninsular

El verano es sinónimo de calor. Las altas temperaturas que superan los 35ºC, sobre todo en el sureste peninsular, son habituales. Pero debemos tener en cuenta que a veces la temperatura que marca el termómetro dista mucho de la que sentimos.

La sensación térmica del calor varía con la humedad relativa.

La humedad relativa es una medida que nos indica cuánta agua evaporada contiene una masa de aire, respecto al máximo que podría contener a esa misma temperatura. Por eso se habla de una humedad relativa y se presenta dando su porcentaje.

Si el aire es seco es porque no contiene agua evaporada, su humedad relativa será del 0%. En cambio, una humedad del 100% señala que el aire está saturado, es incapaz de absorber más vapor.

Higrómetro, instrumento que mide la humedad del aire

¿Cómo nos afecta la humedad relativa?

Al aumentar la humedad disminuye la capacidad del aire de absorber la evaporación, como por ejemplo del sudor del cuerpo. Con una alta humedad relativa el ambiente quita menos calor de nuestro cuerpo y por eso sentimos que la temperatura es mayor. En un clima seco, el aire es capaz de absorber más agua evaporada y la sensación de calor es menor.

Cuanto mayor sea la humedad relativa mayor será la sensación de calor

A pesar de que el termómetro señale una temperatura de 32ºC, si la humedad relativa es del 80%, sentiremos una temperatura de hasta 44ºC, 12ºC más de los que podríamos pensar. A medida que aumenta la temperatura este efecto se incrementa. Con 40ºC bastaría una humedad del 45% para sentir una temperatura de 51ºC.

Por tanto, la humedad relativa de cada zona será un factor muy relevante a la hora hablar del bochorno. Las zonas costeras son las que más padecen la alta humedad, debido a la cercanía del mar.

En particular, es alta la humedad en el norte de la península, la costa cantábrica y Galicia. La humedad relativa suele ser superior al 80%, alcanzando con facilidad más del 90% durante las noches más húmedas. Es por ello que en ciudades como Bilbao o Gijón los 25ºC son suficientes para hablar del bochorno.

La humedad es inferior en el centro peninsular, sobre todo la meseta sur. En promedio anual la humedad relativa en esta región suele ser inferior al 65%, siendo menor aún en verano. Este clima seco permite más fácilmente soportar el calor canicular.

La humedad relativa también varía durante el día y es mínima durante la tarde, cuando se pueden alcanzar las más altas temperaturas del día. En ciudades como Sevilla o Toledo, entre las tres y las siete de la tarde la humedad relativa puede ser inferior al 20-30%. La sensación de bochorno será casi nula, hablamos solo de calor.