Secciones

Actualidad El cambio climático, ¿tras la aparición de ballenas muertas en Galicia?

En el último mes han aparecido seis cetáceos fallecidos en las costas gallegas.

En solo unas semanas, seis grandes ballenas han aparecido muertas en las costas de Galicia. El último ejemplar, un rocal común de 18 metros y decenas de toneladas de peso, a solo unos kilómetros de A Coruña. Esta situación no es muy frecuente ya que desde principios de 2018 se tienen contabilizados 18 cetáceos perecidos en la arena del litoral según detalla la  Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (CEMMA).

Por el momento se desconoce la causa exacta de estos fallecimientos pero existen varias hipótesis. Desde la ONG gallega Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (CEMMA) explican que “un cambio de ruta podría aumentar la probabilidad de los varamientos”  aunque por el momento no puede asegurarse que esta sea la causa. “Trabajamos solo con conjeturas y aproximaciones”, explica a Eltiempo.es Alfredo López, miembro de CEMMA.

“Desconocemos a qué se deben estos varamientos y el cambio de ruta es solo una hipótesis”

Posibles causas de los fallecimientos de ballenas

Otra de las causas que se barajan es que el aumento de la temperatura del mar, tanto en el norte como en el sur, haya provocado una ampliación de la zona ecuatorial, lo que ha producido un calentamiento de las aguas. Sin embargo, todavía no se ha refutado ninguna de estas teorías. “Desconocemos exactamente a qué se deben estos varamientos y el cambio de ruta es solo una hipótesis que nadie ha comprobado hasta ahora”, detalla López.

ballena-a-coruña

Las estimaciones de CEMMA detallan que en los últimos 30 años han perecido una media anula de seis ballenas fallecidas en la costas gallega sumando un total de 178 cetáceos fallecidos desde 1990. No obstante, sí ha existido un incremento paulatino de los cetáceos muertos ya que a partir de principios del año de 2018 se han localizado trece ejemplares muertos en el litoral gallego.

VÍDEO RELACIONADO: LA BALLENA MÁS GRANDE VISTA EN GALICIA: ¡26 METROS!