Secciones

Previsión Avisos rojos por calor muy intenso en Valencia, Murcia y Alicante

El calor irá remitiendo en la Península pero los avisos rojos por altas temperaturas siguen en Valencia, Murcia y Alicante

VÍDEO: EVOLUCIÓN DEL CALOR Y LAS TEMPERATURAS

Tras un fin de semana con el episodio de calor más intenso de lo que llevamos de año, los termómetros irán reponiéndose durante el arranque de esta semana gracias a la entrada de un frente que nos traerá aire frío. El calor remitirá menos en las provincias del Mediterráneo. Valencia, Murcia y Alicante tienen avisos rojos por calor activados para este lunes 12 de julio por temperaturas muy altas.

En estas provincias los termómetros podrían alcanzar los 42-44ºC durante esta jornada, y es que la masa de aire africana se irá retirando de la Península poco a poco, pero este lunes estará situada sobre el sudeste y, en menor medida, sobre las Islas Baleares. No será hasta este martes cuando demos por finalizado el primer episodio de calor del 2021, que finalmente no se ha convertido en la primera ola de calor del verano por no cumplir todos los criterios para oficializarse (principalmente el de duración, al haber sido un episodio corto centrado en dos días).

El calor no fue de récord: ¿por qué?

Aún así, las temperaturas que hemos registrado a lo largo de este fin de semana han sido realmente altas, con valores superando los 44ºC. Finalmente no se ha superado ningún récord histórico de calor en España (el pódium lo ocupa ahora Córdoba, con sus 46.9ºC alcanzados en 2017), pero ha sido Castilla La Mancha (en concreto, en Albacete y Toledo), seguido de Andalucía (Granada, Sevilla y Huelva), en donde se han dado las cifras máximas de este episodio, tal y como vemos en la tabla.

Sin embargo, finalmente no se dieron máximas tan altas como indicaba la previsión. ¿A qué pudo deberse? La fuerte presencia de calima ayudó a que parte de la radiación solar se reflejara y no llegara hasta la superficie terrestre. Durante el fin de semana, hubo una fuerte entrada de polvo africano procedente del norte del Sáhara hacia Europa. Afectó principalmente a la Península y Canarias, y también a Portugal.

Aquí podéis ver cómo la «nube de calima» cubrió por completo buena parte de la península, dejando «cielos amarillentos o anaranjados», ambiente turbio y mala calidad del aire.