Secciones

Consejos Aviso por el riesgo de dejar desinfectante en el coche al ser inflamable con el calor

Los geles a base de alcohol (etanol y alcohol isopropílico) son muy inflamables si se exponen a fuentes de calor, llamas o chispas

El calor llega a España y con él debemos adaptarnos a las altas temperaturas, tanto en el hogar como en el coche, con el escenario de pandemia que tenemos.

La subida repentina de los termómetros no sólo afectará a nuestro país en los próximos días, también lo está haciendo en buena parte del Mediterráneo, sobre todo en zonas como Chipre e Israel, donde viven su primera ola de calor del año.

Esto ha obligado a las autoridades de la zona, inmersas también en plena crisis del coronavirus, a dictar una serie de nuevas recomendaciones en cuanto a la desinfección y las altas temperaturas.

En estos países se ha recomendado evitar llevar los geles hidroalcólicos en los coches u otros lugares donde puedan calentarse mucho. Los geles de limpieza de manos basados en soluciones alcohólicas pueden llegar a ser inflamables y resultar un riesgo cuando hace mucho calor en el interior de un coche.

Hay que tener en cuenta que, aunque la temperatura exterior sea menor, el interior de un vehículo puede alcanzar fácilmente con las ventanillas cerradas a los 50ºC.

VÍDEO: ASÍ SE CALIENTA UN COCHE POR DENTRO

Los geles a base de alcohol (etanol y alcohol isopropílico) son muy inflamables si se exponen a fuentes de calor, llamas o chispas. Por lo que es recomendable que este tipo de sustancias basadas en alcohol se guarden lejos de la exposición a altas temperaturas o un posible fuego.

Los expertos, además, recuerda que un entorno de calor y seco puede ser el mejor «desinfectante» natural para el coronavirus. Sobre todo si el interior del coche supera los 45ºC. Por lo que, en situaciones de calor extremo, mejor evitar la lejía y geles alcóholicos como fuentes de desinfección masiva.