Secciones

¿Sabías que...? El pronóstico del tiempo arroja luz sobre dónde y cuándo volarán las aves

La aplicación de Inteligencia Artificial predice el comportamiento de millones de aves en sus migraciones y favorece la conservación.

El comienzo del otoño es la época del año en la que millones de aves inician su migración para huir del frío hacia temperaturas más suaves. Un viaje en el que pueden recorrer miles de kilómetros y que es fundamental para el ciclo de vida de estas especies. Ahora, un grupo internacional de investigadores ha utilizado el pronóstico del tiempo en combinación con modelos de Inteligencia Artificial para predecir el comportamiento de estos pájaros.

Migración de aves

Migración de aves

«Los radares han estado iluminando el movimiento de las aves durante casi 75 años pero todavía hay descubrimientos integrales por hacer. En esta época, con la migración en pleno apogeo, nos complace presentar los pronósticos de otoño por primera vez”, detalla Kyle Horton, uno de los autores de este estudio e investigador en Cornell Lab en EE.UU.

«La capacidad de pronosticar dónde y cuándo volarán las aves es fundamental para los objetivos de conservación»

El trabajo, publicado en la prestigiosa revista Science, es capaz de anticiparse al viaje y localizar hasta con una semana de antelación los lugares por los que pasarán las aves gracias a sus sistemas de predicción. Una metodología que puede ser una herramienta de conservación de aves muy importante.

Radares y datos meteorológicos

Esta investigación, centrada principalmente en EE.UU., ha analizado los registros migratorios de 23 años de migración de aves en otoño y primavera gracias a la utilización de 143 radares meteorológicos y sensores de alta precisión para monitorizar el comportamiento de los pájaros. Los expertos cruzaron estos resultados con los datos de precipitaciones de esos años y diseñaron un programa de aprendizaje automático que vinculaba las condiciones del tiempo con los circuitos migratorios. Un modelo que fue capaz de explicar el 80% de las variaciones y la intensidad de la migración de las aves.

«La mayoría de nuestros pájaros migran por la noche y prestan mucha atención al clima. Nuestro modelo convierte las predicciones meteorológicas en pronósticos de migración de aves”, apunta Benjamin Van Doren, graduado de la Universidad de Cornell y otro de los autores del estudio.

La intensidad de la migración fue mayor en las noches cálidas porque traen vientos favorables y la aparición de hojas e insectos.

Un sistema de ayuda a la conservación

Debido a la energía y la resistencia que desgastan los pájaros y los riesgos que existen en las migraciones, este sistema de pronóstico del comportamiento de aves puede ser un eslabón más en la conservación de estas especias al contribuir a reducir las amenazas creadas por los seres humanos como las luces de la ciudad, los edificios altos o las líneas eléctricas que dificultan sus vuelos. «La capacidad de pronosticar dónde y cuándo volarán las aves es fundamental para los objetivos de conservación», explica Horton.

Según los expertos, no encontrar un hábitat adecuado para detenerse y recargar energía que permita  continuar el viaje puede impedir que las aves no cumplan con su migración a tiempo o que alcance su destino en una época no idónea para su ciclo vital, como la temporada de reproducción.

«Utilizamos 12 variables para modelar la distribución de aves migratorias en todo el continente y la temperatura fue el factor más importante. La intensidad de la migración fue mayor en las noches cálidas, probablemente porque las temperaturas cálidas generalmente traen vientos favorables y la aparición de hojas e insectos», apunta Van Doren para explicar el comportamiento de las aves.