Secciones

Actualidad Aumento imparable de los gases efecto invernadero de nuestra atmósfera

Los gases efecto invernadero, los que entre otras cosas se encargan de absorber radiación procedente del sol y de la tierra para calentar el aire en el que vivimos, siguen aumentando en concentración, según indican los datos más recientes publicados por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Esta escalada imparable que se lleva registrando de manera continua desde hace años, no ha mostrado ningún signo de reversibilidad. Entre otros, el principal de estos gases, el dióxido de carbono (CO2), ha ido aumentando de 400.1 partes por millón (ppm) en 2015, a 403.3 ppm en 2016 y a 405.5 ppm en 2017.

Aumento de las concentraciones de dióxido de carbono entre 1984 y 2017 utilizando datos de 129 observatorios.

Las concentraciones de otros gases que también contribuyen a potenciar el efecto invernadero como el metano (CH4) y el óxido de nitrógeno, también muestran curvas ascendentes de mayor o menor grado. Solo el CFC-11, uno de de los gases responsables de deteriorar la capa de ozono, ha mostrado estos últimos años una tendencia a la baja.  Este dato positivo se da gracias a qué a finales del siglo pasado, se empezó a regular el uso de ciertos productos que lo emiten.

La quema de productos fósiles es la principal fuente de dióxido de carbono.

El aumento de estos gases, hace que cada día nos encontremos con situaciones meteorológicas más extremas, que el nivel del agua en nuestros mares siga subiendo y que los océanos se acidifiquen a un ritmo alarmante. Este efecto ¨calentamiento¨ de nuestro clima, o de acumulación de energía, tiene mucho que ver con lo que llamamos ¨forzamiento radiativo¨, es decir, la diferencia entre lo que absorbe la tierra del sol y lo que posteriormente re-emite de vuelta al espacio. Desde 1990, ese forzamiento ha aumentado un 41% debido al aumento de los gases efecto invernadero, y el CO2 solo ya ha contribuido un 82% al aumento del forzamiento radiativo durante la última década.

Durante la última década el dióxido de carbono ha contribuido un 82% al forzamiento radiativo de la tierra

El metano es el segundo en la lista de gases que más ayudan a aumentar la temperatura global del planeta, con un 17% de forzamiento radiativo. El 40% de este gas llega a la atmósfera a través de fuentes naturales, pero el otro 60% tiene un origen antropogénico. La actividad humana, como la ganadería, agricultura, el uso de combustibles fósiles, los vertederos o la quema de biomasa es la que lo aporta. Hoy los niveles de metano están un increíble 257% por encima de los medidos durante el periodo pre-industrial a finales del siglo diecinueve.

Aumento de las concentraciones de metano entre 1984 y 2017 utilizando datos de 126 observatorios.

Las concentraciones de todos estos gases hoy, no tienen precedentes si desde que los medimos. Si comparamos, por ejemplo, las concentraciones actuales de CO2 con el registro paleo climático, vemos que la última vez que la tierra experimento valores similares, fue hace unos 3 a 5 millones de años. Entonces, la temperatura media global era 2 a 3oC más elevada que hoy y el nivel del mar 10 a 20 metros más alto.

Aumento del forzamiento radiativo respecto a 1750.

Elena Manaenkova, secretaria general de la OMM afirma que el CO2 es un gas que puede permanecer en la atmósfera cientos de años, y en los océanos aún más, y por desgracia no tenemos una varita mágica para eliminar todo el excedente. Este último informe junto con otros elaborados por la OMM, servirá como punto de partida para las negociaciones sobre cambio climático que del 2 al 14 de diciembre se llevarán a cabo en Katowice, Polonia. El principal objetivo de la reunión, será poner en marcha las directrices de implementación del acuerdo de cambio climático de Paris 2016, con la idea de contener el aumento global de temperatura a 1.5oC.

Aumento del forzamiento radiativo por gases desde el periodo pre-industrial (1750)

El último informe especial del IPCC sobre la necesidad de contener el calentamiento global a 1.5oC, resalta la importancia de llevar a cabo una profunda y rápida reducción de los niveles de CO2 y otros gases tipo efecto invernadero en diferentes sectores sociales y económicos. Para ello, la OMM ha empezado a desarrollar herramientas de observación de gases efecto invernadero a varios niveles (social, industrial, etc.)  con el fin de obtener la información más precisa sobre las concentraciones aportadas y así optimizar las acciones necesarias para reducir dichas concentraciones.

  • Hola,sigo sin entender que relación científica
    existe en el aumento del CO2 con el ser humano…. Por qué yo según tengo entendido en el jurásico había 3000ppm de CO2 en la atmósfera cuando ahora solo tenemos 400ppm en relación…..quienes contaminan??nosotros?? A noo perdón después de leer todo este articulo llego a la conclusión de que los animales con sus flatulencias contaminan en un día más que el ser humano en meses…..que hacemos??dejar de mentir y buscar una solución real y eficaz….todas estas reuniones de grandes poderes no es más que una farsa…dicen:noo es que vamos a poner tope e emisiones de CO2 ,pero ponemos tasas elevadas para que por cosa lógica los países menos pudientes no lleguen a ese tope, así lo que les sobra se lo compran y pueden seguir contaminando,es un tongo y me parece muy mal que ustedes ,medios de comunicación apoyen estás mentiras…..un saludo

    Responder
  • Gracias por artículo,es muy interesante.

    Responder
  • «…la temperatura media global era 2 a 3oC más elevada que hoy…»
    ¿Por qué la temperatura no es 2 o 3 C más elevada hoy?

    Responder
  • ”…vemos que la última vez que la tierra experimentó valores similares, fue hace unos 3 a 5 millones de años.
    Entonces, la temperatura media global era 2 a 3 C más elevada que hoy y…”
    Mi pregunta es: ¿Por qué no la temperature hoy es 2 a 3 grados más elevada?

    Responder
  • Estoy esperando una respuesta de ”…vemos que la última vez que la tierra experimentó valores similares, fue hace unos 3 a 5 millones de años.
    Entonces, la temperatura media global era 2 a 3 C más elevada que hoy y…”
    Mi pregunta es: ¿Por qué no la temperatura hoy es 2 a 3 grados más elevada?

    Responder