Secciones

Actualidad Aumentan los animales salvajes vistos en ciudades. ¿Por qué?

Ejemplares de varias especies se han localizado en núcleos urbanos motivados por el acceso a la comida y la protección ante depredadores.

En los últimos meses, varias especies de animales salvajes han hecho del centro de algunas de las ciudades españolas su hábitat. Se han localizado corzos por en el centro de Burgos, jabalíes en Barcelona o un lince “viajero” también en los alrededores de la capital catalana. Una situación que se repite cada vez con mayor frecuencia.

“Se trata de especies que están en expansión, como el corzo o el jabalí,  que empiezan a explorar estos hábitats urbanos para colonizarlos”, detalla a Eltiempo.es Rafael Mateo Soria, director del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC).

En contra de lo que pueda parecer, los núcleos urbanos ofrecen comida con relativa facilidad, lejanía de depredadores e incluso tranquilidad para resguardarse y criar. “Las ciudades pueden ser lugares en los que pueden encontrar alimento y al mismo tiempo estar seguros porque no son cazados o depredados. Motivos por los que los animales decidan instalarse en ese territorio de forma temporal o incluso para reproducirse”, subraya Soria.

Se han localizado corzos por en el centro de Burgos, jabalíes en Barcelona o un lince “viajero” también en los alrededores de la capital catalana

“Los animales se vuelven oportunistas y podemos ver ejemplos como el de los cernícalos que depredan sobre aves ornamentales o la gran cantidad de conejos que aumenta en zonas semiurbanas”, explican desde el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat.

Todos estos casos son “ejemplos de la plasticidad de algunas especies para adaptarse a nuevos ambientes y explotar nuevos recursos”, define Soria para explicar las capacidades de estos animales. Otro de los casos es la presencia cada vez más común de palomas torcaces en núcleos urbanos, una especie silvestre que antes solo se veía en el campo.

https://twitter.com/veganoyo/status/1003894106031120384

Osos y lobos en Europa

Además de jabalíes y corzos, en otras regiones de Europa  también se están observando con cierta asiduidad la presencia de lobos y osos. “El acercamiento de estas especies no es por casualidad, y por lo general no por pérdida de espacio, si no huyendo de sus enemigos o por fuentes de alimento más abundantes durante todo el año en las ciudades”, subraya Nacho Otero, del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat. Este experto señala que especies como halcones, zorros, garduñas, salamanquesas, mapaches o zarigüeya y otro tipo de roedores son habituales en muchas ciudades ciudades del mundo.

Los núcleos urbanos ofrecen comida con relativa facilidad, lejanía de depredadores e incluso tranquilidad para resguardarse y criar

Desde el comienzo de los tiempos, los seres humanos siempre han modificado se entorno a su favor, con las consecuencias que conlleva al resto de las especies presentes en ese entorno. “Pero esta transformación no es solo a favor de los humanos, otras especies se ven beneficiadas y siempre han ido de la mano de los humanos”, explica Otero.  

 

VÍDEO: JABALÍES VISTOS EN LAS PLAYAS DE GANDÍA