Secciones

¿Sabías que...? Así sería el mundo sin capa de ozono: lo que hemos logrado evitar

El 16 de septiembre se celebra el Día de la Capa de Ozono. Pero, ¿cómo sería el mundo si no la tuviéramos?

En la década de 1980 los científicos empezaron a darse cuenta de que los productos químicos que agotan el ozono —los clorofluorocarbonos o CFCs— estaban creando un agujero en la capa de ozono sobre la Antártida.

A través de un esfuerzo internacional (el Protocolo de Montreal) para disminuir el uso del CFC, la capa de ozono comenzó a recuperarse y se estima que debería hacerlo totalmente a mediados de siglo ya que el agujero de la capa de ozono se está cerrando muy lentamente.

La capa de ozono es un filtro natural de la Tierra y gracias a la recuperación del agujero de esta hemos evitado graves daños y enfermedades en los próximos años.

Afortunadamente pudimos evitar grandes males ya que el ozono —un gas formado por tres átomos de oxígeno—, presente en una capa conocida como <<capa de ozono>> situada entre los 15 y 50 kilómetros de altura, es responsable de absorber la radiación ultravioleta C, la más nociva emitida por el Sol. Así que por lo pronto evita que esta llegue a nosotros provocando graves daños en todos los seres vivos.

Comparación entre el agujero de la capa de ozono en la Antártida en septiembre del año 2000 y 2018. Imagen: NASA Earth Observatory

Hemos evitado nuevos agujeros de ozono en el 2020

Hace unos años, la NASA realizó una simulación precisamente para determinar cómo sería nuestro mundo si la capa de ozono hubiera continuado destruyéndose.

Imagen: NASA Earth Observatory

Si no hubiéramos reaccionado a tiempo en el año 2020 el 17% del ozono a nivel global habría desaparecido y un nuevo agujero habría sido creado en el ártico.

Pero además en el año 2040 hubiéramos tenido las mismas concentraciones globales de ozono que en el agujero de la Antártida.

Hemos evitado índices ultravioletas de valor 15 en latitudes medias

Evidentemente al disminuir el ozono, el índice de radiación ultravioleta podría elevarse a valores de 15 en latitudes medias como España y para que nos hagamos una idea, actualmente en la Península Ibérica, se registran valores como máximo de 11 y el Sol produce quemaduras en unos 10 minutos.

Índice de radiación ultravioleta previsto para un día de verano en Madrid en función de la hora del día. Fuente original del dato: AEMET

Hemos evitado quemaduras en 5 minutos y más cáncer de piel

Además, a finales de 2065 hubiéramos tenido niveles de ozono un 67% por debajo de lo que se tenia en los años 70 y la exposición a la radiación ultravioleta provocaría en nuestra piel quemaduras en 5 minutos y más probabilidad de desarrollar enfermedades como el cáncer de piel.

Sin embargo esta recuperación esta yendo muy lenta por lo que en los próximos años será crucial la recuperación de esta capa.

VÍDEO: ¿PARA QUÉ SIRVE LA CAPA DE OZONO?