Secciones

Cambio Climático Así serán nuestros veranos en el año 2050

El cambio climático es una realidad y sus efectos se están sintiendo en forma de olas de calor, temperaturas más elevadas o fuertes sequías. En los próximos años podría ser mucho peor.

Nuestros veranos se están alargando en las últimas décadas. Hoy en día esta estación dura cinco semanas más que a principios de los años ochenta y se estima que a este ritmo pueda duran casi un mes mas en el año 2050.

Nuestro verano es cada vez mas extenso y más cálido, no solo en el continente sino también en el mar Mediterráneo. Con este escenario los próximos años se plantean difíciles, por eso queremos daros una visión de la realidad a la que se enfrenta nuestro país en tan solo tres décadas.

Madrid con el clima de Marrakech

Según un ultimo estudio publicado en la revista PlosOne por científicos del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zúrich la capital de España, Madrid, podría tener en el año 2050 el mismo clima de Marrakech (Marruecos) mientras que Barcelona podría tener temperaturas similares a las que ahora se dan en Adelaida —capital del estado de Australia Meridional.

En el caso de Madrid, el aumento de la temperatura en el mes más cálido, julio, aumentará 6.4ºC de media mientras que en Barcelona subirá 3.4ºC.

Además, de forma anual donde se espera el mayor incremento de temperaturas es en el interior peninsular donde el aumento de la temperatura media puede ser de 3ºC haciendo que Madrid, Castilla La Mancha, Extremadura, interior de Andalucía y sur de Castilla y León alcancen temperaturas especialmente elevadas todo el año.

Los veranos se volverán mucho más cálidos con temperaturas en el sur y Valle del ebro de hasta 50ºC en episodios extremos. Las noches tropicales serán más frecuentes así como la escasez de lluvias en el noroeste.

En Sevilla la temperatura máxima hasta la fecha registrada se dio en un mes de julio con 46.7ºC. En 2050 podrían alcanzarse, en el peor de los escenarios de cambio climático, valores extremos en las olas de calor veraniegas de hasta 50ºC, algo que también podría ocurrir en otra de las zonas más cálidas de España: el valle del Ebro.

Noches tropicales: difícil conciliar el sueño en el Mediterráneo

Pero tampoco a la caída del Sol el escenario es mas optimista. Parece que las noches durante los meses de verano podrían volverse insufribles en muchas regiones.

Según el visor de escenarios de la Plataforma de consulta e intercambio de información sobre adaptación al camio climático en España el mayor aumento de las noches con mínimas por encima de los 20ºC en la región Mediterránea, archipiélago balear e Islas Canarias orientales.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, podrían aumentar en un promedio de 30% cada año. Por el contrario, en el norte peninsular no se esperan grandes cambios en las próximas décadas. Allí se podrá seguir conciliando el sueño durante los meses de verano.

El número de noches tropicales casi se ha cuadriplicado en los últimos 75 años en al region mediterránea, algo a lo que indudablemente ha contribuido el cambio climático y el efecto isla de calor en las grandes ciudades.

Más olas de calor y más intensas

Las olas de calor serán más intensas y frecuentes. Lo que hemos vivido este verano, con dos potentes olas de calor en Europa, es tan solo un anticipo de lo que podría ser lo habitual en próximos años debido a la crisis climática.

Las olas de calor podrían aumentar hasta un 20% en el peor de los escenarios en la España peninsular.

Además, según datos de Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), la cifra de fallecidos asociada al calor podría llegar a los 13.000 en España a mediados de siglo. La mortalidad podría ser mucho más elevada en personas de avanzada edad o con enfermedades cardiovasculares.

Galicia, sin apenas lluvia y más “gotas frías” en el Mediterráneo

Según el Observatorio de Sostenibilidad, las previsiones de lluvias para el año 2050 por provincias estiman que solo las Islas Canarias occidentales, la Comunidad Valenciana y Navarra experimentaran incrementos positivos en sus lluvias anuales, haciéndose los fenómenos de inundaciones asociados a gotas frías más frecuentes e intensos.

En el resto del país la tendencia será a que se vayan reduciendo las lluvias cada vez más, especialmente en el noroeste en comunidades como Galicia. Esto afectará indudablemente a los bosques y prados característicos de la comunidad que podrían verse sustituidos por estampas mas propias del sudeste peninsular que del norte.

Además otro estudio de la Universidad de NewCastle (Reino Unido) publicado en Environmental Research Letters indica que Madrid podría ser una de las capitales europeas con mas escasez de lluvias, solo superada por Atenas, Nicosia, Sofia y La Valeta. Algo que se acentuaría en los meses de verano.

Más calima: problemas respiratorios y dermatológicos

Debido al aumento de las olas de calor y el mayor transito de las masas de aire desde el norte de África es probable que se vivan más episodios de calima, debido a la entrada de polvo en suspensión desde el norte de África.

VÍDEO RELACIONADO: ¿ESTAMOS PREPARADOS PARA VERANOS ETERNOS?