Secciones

Actualidad Así se llamarán las borrascas de la temporada 2019-20

El tiempo otoñal puede estar a la vuelta de la esquina y ya tenemos la lista con los nombres de los ciclones extratropicales

Las borrascas de alto impacto serán bautizadas y estos serán los nombres que reciban durante esta temporada inaugurada con la llegada del mes de septiembre.

Se trata de una lista de nombres por orden alfabético de la A a la W, que alterna nombres femeninos y masculinos. La primera borrasca será nombrada Amelie, un nombre de mujer, al contrario que la anterior temporada que comenzó con uno masculino, Adrián.

¿Se nombrarán todas la borrascas?

No, todas no, solo las borrascas de mayor impacto. Se nombrarán las borrascas atlánticas y mediterráneas occidentales (esta fue una novedad introducida en la anterior temporada) que provoquen avisos de nivel naranja o superior por de viento en cualquiera de los 3 países y tengan efectos durante un tiempo considerable.

En España, un aviso por viento de nivel naranja equivale a rachas superiores a 90, 100 o 110 km/h, dependiendo de la zona.

La pasada temporada se nombraron 13 borrascas. La última fue la borrasca Miguel a principios de junio, formada por una ciclogénesis explosiva estando ya en verano climatológico, una situación un tanto extraordinaria.

¿Desde cuándo las borrascas tienen nombre?

Esta será la tercera temporada en la que los servicios meteorológicos del Grupo Suroeste de Europa den nombre a estos eventos. Los países que se encargan de nombrar a estas borrascas son Portugal, España y Francia con la incorporación de Bélgica esta temporada.

La finalidad de poner nombre a estas borrascas es mejorar la comunicación cuando más se necesita, ante una situación meteorológica adversa y ofrecer así la información de la forma más precisa posible.

¿Están relacionadas con los huracanes que también tienen nombre?

En absoluto. Los huracanes atlánticos que son nombrados por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos pertenecen a los llamados ciclones tropicales, formados en latitudes más bajas y con otras propiedades.

Por el contrario, estas borrascas que van a recibir nombre son ciclones extratropicales, los propios de las latitudes medias en las que se encuentra España.

Ciclón tropical o huracán Dorian sobre Bahamas el pasado 2 de septiembre visto desde la Estación Espacial Internacional. Créditos: NASA

En caso de que nuestra zona se viera afectado por los restos de un ciclón tropical ya nombrado por el NHC, se le seguiría llamando con el nombre estadounidense añadiéndole el prefijo -ex.