Secciones

Cambio Climático Así lidera España la agricultura ecológica en Europa

Los cultivos de este tipo suponen un 8,5 por ciento del total y cubren una superficie 3 veces el tamaño de la Comunidad de Madrid

España sigue fuerte en agricultura ecológica según el último informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Los datos de 2019 presentados en el informe, nos ponen a la cabeza de Europa en cuanto a producción agrícola ecológica, y cuartos a nivel global

La superficie dedicada a este tipo de agricultura cuyos productos son cada vez más demandados por el consumidor, se extiende por una superficie cercana a 2,35 millones de hectáreas, unas tres veces el tamaño de la Comunidad de Madrid. Este tipo de cultivo sigue creciendo imparable, y ya representa el 8,5 por ciento del total nacional.

En España la agricultura ecológica crece imparable y ya tenemos 2,35 millones de hectáreas de superficie dedicadas a este tipo de cultivos.

La agricultura ecológica ha evolucionado mucho en nuestro país durante la última década. Los productos que la caracterizan tanto en el ámbito agrícola como ganadero, se basan en el uso de técnicas y sustancias no agresivas para el entorno natural y para los propios cultivos.

Los datos que ha presentado el Ministerio apuntan a que en 2019 la producción ecológica en España aumento un 4,8 por ciento respecto al año anterior. El crecimiento ha sido constante desde la década de los 90 cuando despegó.

Andalucía, seguida por Castilla La Mancha, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Extremadura y Murcia, las comunidades que más superficie destinan a la agricultura ecológica

Entre las comunidades que más superficie dedican a la agricultura ecológica en lo alto de la lista esta Andalucía, seguida por Castilla La Mancha, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Extremadura y Murcia. Un 43 por ciento de esa superficie, se dedica al cereal para la producción de grano.

Evolución de la producción ecológica en España entre 1991 y 2019. fuente: MAPA

El boom de la agricultura ecológica ha llevado a cerca de 47,000 empresas a vincularse a su producción, distribución y venta. Antes del inicio de la pandemia del Covid19, en 2019, los pequeños comercios dedicados a la venta de productos de agricultura ecológica crecieron un 37 por ciento. Otros sectores, desde productores primarios, comercializadores o establecimientos industriales, también crecieron entre un 6 y un 25 por ciento. 

Superficie de agricultura ecológica n 2019 por comunidades autónomas. fuente: MAPA

El sector ecológico de la ganadería también ha evolucionado aunque de manera dispar. Ha disminuido un 5,6 por ciento el número de granjas dedicadas a la carne de ovino. Las de carne de caprino han experimentado un recorte mayor, que ronda el 7 por ciento.

Todo lo contrario ha ocurrido con otros productos ganaderos.  La producción de bovino de leche sube un 15 por ciento, leche de ovino un 9 por ciento y pollos un 14 por ciento. También sube de forma considerable el número de cabezas de ganado y la aves de corral de carne y puesta. Estos aumentos son especialmente notables en Andalucía, Cataluña y Baleares

En España el gasto pero capita de productos ecológicos ha ido en aumento y se situó en 46,6 euros en 2018.

España tiene un gran potencial para la exportación de algunos productos agrícolas ecológicos. En vinos y aceites de oliva ecológicos lideramos el mercado con un volumen de negocio que ronda los 900 millones de euros anuales. Considerando el global de la industria los beneficios suben hasta los 2.000 millones de euros. 

Los españoles consumimos cada año un mayor volumen de productos agrícolas ecológicos. El gasto per cápita en 2018 alcanzó los 46,6 euros. La cifra está lejos de suizos o daneses que lideran con 300 euros. Esa tendencia sin embargo irá cambiando con el paso de los años, a medida que futuras generaciones se vayan sumando a la agricultura del futuro. 

Ventajas de la agricultura ecológica

  • Reduce el calentamiento global y cambio climático :  las prácticas agrícolas de este tipo, reducen la emisión de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Esa reducción limita el calentamiento global y el cambio climático.
  • Fomenta la biodiversidad : La biodiversidad que existe en una zona cultivada, favorece la estabilidad y rentabilidad de esos cultivos, haciendo que sean más resistentes a enfermedades, a plagas y condiciones climáticas extremas. 
  • Mejora la calidad de los suelos: Los cultivos naturales, donde no se emplean pesticidas ni productos químicos, favorecen la prosperidad de los suelos sanos. La base de la fertilización en los cultivos ecológicos es la materia orgánica. 
  • Fomenta la conservación del agua : Requiere menos riego y así se consigue conservar agua. El uso del mantillo por ejemplo, es una práctica común que reduce la perdida de agua del suelo. 
  • Ayuda a preservar los hábitats naturales: los cultivos naturales atraen a ciertas aves y otros depredadores que se adaptan a vivir en la zona. Con ello se consigue mantener el equilibrio deseado y a su vez controlar de manera natural ciertas plagas. 
  • Lo de la agricultura ecológica es simplemente un pretexto para cobrar más subvenciones y además quedar muy bien.
    No supera en absoluto a la agricultura tecnológica (que sí es productiva) en seguridad de los productos agrícolas, ni en sostenibilidad de los suelos, ni en la reducción de las emisiones de CO2, ya que la agricultura ecológica produce mucha menos materia orgánica. Este tipo de artículos están muy de moda, pero no estudian la verdad del tema. seamos serios, por favor.

    Responder