Secciones

¿Sabías que...? Así es la mariposa vampiro que se alimenta de sangre

Seguramente cuando oyes hablar de las mariposas te vienen a la cabeza unos lepidópteros con bonitas alas de colores. De hecho, son unos insectos muy fotografiados en primavera debido a las diversas tonalidades de colores y formas que pueden llegar a tener.

Sin embargo, a veces la realidad no es lo que parece, y aunque es poco habitual, existen mariposas que preferirías tenerlas bien lejos. Se trata de la Calyptra Thalictr, más conocida como mariposa vampiro.

Aunque no se sabe quien fue el descubridor, sí que conocemos su lugar de procedencia, siendo observada por primera vez en Siberia, cuando una noche, un grupo de investigadores pudo ver con sus propios ojos como una mariposa estaba chupando la sangre de un animal con su afilada lengua.

VER TAMBIÉN: Los abejorros podrían desaparecer por no adaptarse al cambio climático

Los investigadores, sorprendidos ante este hecho, decidieron capturar la mariposa para conocer un poco más sobre ella, llegando a la conclusión de que hundía la lengua en la piel humana para extraer sangre de la cual se alimentaba.

¿Por qué se alimenta de sangre la mariposa vampiro?

Siempre se ha pensado que todas las mariposas se alimentaban únicamente de flores y plantas, sin embargo, se ha conocido que necesitan sal y hierro para el desarrollo de sus larvas. De hecho, además de sangre, también se ha visto como se alimentan de las lágrimas de animales como bueyes o renos.

El hecho de que la mariposa vampiro se alimente de sangre se debe a que durante la cópula, el macho transmite a la hembra estos elementos para que posteriormente lleguen a las larvas.

Este tipo de mariposas solo salen de noche, y no actúan por el día de ninguna manera, siendo además muy frecuente verla en su fase de oruga. Por si fuera poco, en 1995 unos biólogos que estaban en Sierra Leona haciendo un seguimiento de unos buitres durante la noche, pudieron observar como algo extraño volaba por encima de un cervatillo muerto.

Al acercarse se dieron cuenta que tan solo se trataba de un par de mariposas, sin embargo, ahí no quedó la cosa. De repente observaron que estaban alimentándose de una especie de espuma sangrienta procedente de las fosas nasales del animal. “Nathional Geographic” se hizo eco del suceso y publicó las imágenes capturadas en ese momento en un documental titulado “succionadores de sangre”.

La naturaleza nos vuelve a sorprender con descubrimientos asombrosos y que pocas personas conocen, como es el caso de la mariposa vampiro, o la avispa asesina, de la cual ya hablamos en otro artículo.

Te puede interesar: