Secciones

Sostenibilidad Así es el nuevo etiquetado de eficiencia energética que debes conocer si compras un electrodoméstico

A partir del próximo 1 de marzo muchos electrodomésticos tendrán nuevas etiquetas de eficiencia energética. Te explicamos los cambios para que ahorres más y consumas menos

El etiquetado energético es una herramienta fundamental para guiarnos en una compra responsable de nuestros electrodomésticos. El objetivo es que al utilizarlos consumamos la mínima electricidad posible con el consiguiente ahorro en nuestra factura de la luz.

Objetivo: reducción de emisiones desde casa

Además, si bajamos nuestro consumo colaboraremos en la reducción de emisiones de dióxido de carbono que se liberan a la atmósfera y que se liberan con la producción y el uso de energía procedente de combustibles fósiles, como el petróleo o el gas, unas de las más importantes causas del cambio climático.

etiquetas de eficiencia energética

Por esta razón, es muy importante tener en cuenta la etiqueta energética en nuestras compras. Y si tenemos dudas al respecto, los expertos recomiendan preguntar en el punto de venta.

Las tareas domésticas y el consumo energético

Los datos así lo aconsejan. Según el del Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), “desde la década de los años noventa y hasta hace relativamente poco, el consumo energético de los hogares españoles ha evolucionado por encima del crecimiento de la población, a una tasa incluso 3 veces superior debido». Lo acusa, principalmente, al incremento del equipamiento doméstico.

Desde los noventa y hasta hace poco, el consumo energético de los hogares españoles ha evolucionado por encima del crecimiento de la población debido, principalmente, al incremento del equipamiento doméstico, según el IDAE

Para hacernos una idea, con datos del 2015 de esta institución, del total del consumo eléctrico en España, a los frigoríficos corresponde un 19,0%; un 3,7% a los congeladores; lavadoras y lavavajillas, 7,3% y 3,7% respectivamente; por último, los televisores representan el 7,5% del total.

El momento de la compra es un momento clave para reducir nuestro consumo energético en casa. En ello insistió Pedro Antonio Prieto, director de Ahorro y Eficiencia Energética del IDAE, durante su participación en una jornada virtual de presentación y trabajo del nuevo etiquetado organizada por Ecodes el pasado 23 de de febrero a la que asistió eltiempo.es.

Claves para entender el nuevo etiquetado

Con el nuevo etiquetado de eficiencia energética esencialmente desaparece la calificación ‘A+’, ‘A++’ y ‘A+++’. A partir de ahora los electrodomésticos quedan clasificados en siete tipos según su eficiencia energética con las letras de la ‘A’ a la ‘G’, siendo la ‘A’ la mejor puntuación. Los colores se mantienen.

Estas son las nuevas etiquetas de eficiencia energética que podremos ver en lavavajillas, lavadoras y secadoras.

El cambio se producirá en tiendas físicas y online el 1 de marzo de 2021 y para fuentes de luz el 1 de septiembre de 2021, según informa la página web española del proyecto ‘Horizon 2020: LABEL 2020’, donde puedes encontrar más información.

A partir de ahora los electrodomésticos quedan clasificados en siete tipos según su eficiencia energética con las letras de la ‘A’ a la ‘G’, siendo la ‘A’ la mejor puntuación

Atentos porque si con el cambio al principio buscáis electrodomésticos de la clase ‘A’ es difícil que estén disponibles en el mercado. En la web LABEL 2020 explican que se reservará “para los productos más innovadores y aún más eficientes que se desarrollarán en el futuro. Por ello, la mejor clase energética disponible probablemente se corresponderá con la clase B o C”.  

etiquetas de eficiencia energética

Electrodomésticos que cambian de etiqueta

A nivel usuario, esta nueva etiqueta no afecta, de momento, a todos los electrodomésticos. Sí lo hace a: refrigeradores y congeladores domésticos; refrigeradores para el almacenaje de vino; lavadoras; lavadoras-secadoras; lavavajillas; televisores y pantallas electrónicas y fuentes de luz.

La clase ‘A’ será difícil de encontrar al principio porque se reservará para los productos más innovadores

Como novedad, a partir de julio de 2020, cada etiqueta estará vinculada mediante un código QR a la base de productos de la Unión Europea EPREL que proporcionará información adicional sobre el producto.

etiquetas de eficiencia energética

La razón del cambio es la que la anterior categorización confundía a los consumidores ya que la mayoría de los productos ya eran de categoría A y sólo se diferenciaban en el ‘+’. Todos los expertos apuntan a que la escala que entra en vigor ahora se adecua mejor a la realidad.

Así lo afirmó Enrique García, portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en la jornada organizada por Ecodes, que recordó que el 85% de los ciudadanos europeos siempre miran la etiqueta energética antes de comprar un producto.  

El nuevo etiquetado es un paso adelante para avanzar en el reto del consumo sostenible. Para Enrique García “es un pilar fundamental porque se trata de orientar y proporcionar herramientas que capaciten al consumidor para hacer una elección sostenible en el mercado”.