Secciones

Actualidad Así es cómo el coronavirus puede afectar a las previsiones meteorológicas

Se reduce el número de vuelos y por tanto el número de datos atmosféricos

La pandemia provocada por el COVID-19 lo ha cambiado todo: el mundo se mueve bajo mínimos y ante las medidas de confinamiento y los cierres de fronteras el número de vuelos se ha reducido drásticamente a nivel mundial.

La mayor parte de los vuelos se han cancelado y algunos aviones han volado sin pasajeros, por lo que el número de aviones que surca el cielo ha disminuido de forma evidente en las últimas semanas.

¿Cuál es la relación de los aviones con la meteorología?

Las previsiones meteorológicas se realizan utilizando modelos numéricos, capaces de simular la evolución temporal del estado de la atmósfera. Para ejecutar estos modelos numéricos en las grandes supercomputadoras y obtener un resultado es necesario aportar datos reales sobre el estado actual de la atmósfera.

Las observaciones que se utilizan para hacer las previsiones proceden de barcos, aviones, boyas oceánicas, estaciones meteorológicas, radiosondeos, radar, etc.

Los aviones proporcionan estos tomados a través de sensores de medición que recogen la información durante el vuelo , por lo que la reducción del tráfico aéreo también ha provocado una reducción del volumen de observaciones: en cuestión de 20 días se han recibido un 65% menos de datos en Europa y a nivel global la caída ha sido del 42%, según el Centro Europeo (ECMWF).

Se espera que en las próximas semanas el número de datos continúe disminuyendo.

Evolution of aircraft observations over Europe March 2020
Número de reportes aéreos de Europa recibidos y utilizados por el Centro Europeo (ECMWF) durante los últimos días. Fuente: ECMWF

Según ECMWF, los datos procedentes de las mediciones satelitales tienen mayor relevancia a la hora de ejecutar sus pronósticos frente a las observaciones procedentes de la aviación. Esta situación imprevista no ha pillado por sorpresa al ECMWF, ya que conocen cuál es el impacto que tiene esta pérdida de información en la calidad de las previsiones gracias a una simulación que se realizó en 2019 en la que los modelos se ejecutaron sin ningún dato procedente de aeronaves.

Impacto en las previsiones de viento en los distintos niveles de la atmósfera para 12, 72 y 120 horas. Tonos amarillos y rojos denotan un mayor empeoramiento sin los datos de aviación.

Principalmente se ven afectadas las previsiones a más corto plazo y a unos 11-12 km de altura (250-220 hPa de presión), coincidiendo con la altura de crucero de las aeronaves. E

El mayor impacto se da en el hemisferio norte, tanto para las previsiones de viento como para las de temperatura, pero en ningún caso superaría un empeoramiento de más del 15%. En todo caso, esto podría suponer como mucho un impacto del 3% en la previsión de la presión en superficie.