Secciones

Actualidad El lugar donde hasta el asfalto produce quemaduras

Con temperaturas de más de 35ºC el pavimento y el asfalto de las calles y carreteras puede llegar a producir quemaduras de segundo grado en puntos desérticos del suroeste de EE.UU. 

Existe un punto en el planeta en el que debido a las altas temperaturas del verano, incluso el asfalto de la carretera puede producir quemaduras en la piel.

Este es al menos la constatación que ha destacado un equipo de científicos de la Universidad de Nevada en Las Vegas que ha analizado todos las atenciones hospitalarias relacionadas con este tipo de lesiones durante un periodo de cinco años en varios puntos desérticos del suroste de EE.UU. 

quemaduras-asfalto

«Las quemaduras en el pavimento representan un número significativo de lesiones relacionadas con quemaduras, particularmente en el suroeste de los Estados Unidos. De hecho, el asfalto puede estar significativamente más caliente que la temperatura ambiente con la misma intensidad del sol lo que puede causar quemaduras de segundo grado en dos segundos«, apunta Jorge Vega, cirujano de la Facultad de Medicina de la UNLV y autor principal del estudio.

En España, en verano de 2017 se registraron más de 40ºC

En este trabajo, el equipo comparó las temperaturas registradas en el momento de la admisión de cada paciente para determinar cuál era la relación con el intenso calor e identificaron más de 173 pacientes atendidos por quemaduras relacionadas con el pavimento.

Concretamente, más de 88% de estas lesiones se produjeron cuando las temperaturas eran cercanas a los 35 ºC. Pero el riesgo aumentó de forma exponencialmente en el momento en el que el calor superaba los 40ºC. 

Una situación potencialmente peligrosa

Según los autores, el asfalto y los pavimentos absorben mucha energía en forma de calor emitido por el sol lo que puede resultar potencialmente peligroso. Por ejemplo, según las estimaciones, un día con 43ºC, el pavimento puede calentarse hasta 63ºC, una temperatura muy parecida a la necesaria para freír un huevo.

Además, estas temperaturas son frecuentes en las zonas desérticas del suroeste de EE.UU pero en alguna ocasión también se han dado en España como fue el caso de la ola de calor del verano de 2017 donde se registraron hasta 37ºC.

El asfalto puede causar quemaduras de segundo grado en dos segundos

En este sentido, los expertos destacan que en esta áreas el  verano “no es una broma” y que se necesita más educación para advertir a las personas sobre los riesgos del calentamiento del asfalto, especialmente a más de 37ºC. 

Toda la información y las conclusiones obtenidas en esta trabajo son de gran utilidad para los centros sanitarios de las zonas con ambientes más calurosos del planeta ya que puede ayudar a mejorar la atención de los pacientes y en materia de prevención.