Secciones

Actualidad Aniversario de Chernóbil: así afectó el tiempo en el fatal accidente

El 26 de abril se cumplen 32 años del fatídico accidente nuclear de Chernóbil que dejó decenas de muertos y miles de afectados por la radiación

El 26 de abril pero en 1986 se producía el fatal accidente de la central nuclear de Chernóbil en Ucrania, por aquel entonces perteneciente a la URSS. Un trágico suceso que provocó la muerte a 28 personas de manera directa en los tres meses posteriores y provocó miles de afectados por radiactividad en los siguientes años en toda la región del este de Europa.

Las condiciones climáticas de aquellos días jugaron un papel fundamental para la propagación de los contaminantes producidos en la explosión tal y como reconoce la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) en un documento sobre el que se considera el mayor accidente de liberación radiactiva incontrolado de la historia de la industria nuclear civil junto a Fukushima.

Durante esos días predominó el viento de sureste, lo que pudo influir en la distribución de la contaminación nuclear

“La explosión y el incendio en la central nuclear de Chernobyl en Ucrania causaron la mayor >liberación radiactiva incontrolada en la historia de la industria nuclear civil – junto a Fukushima-. Durante los siguientes 10 días, grandes cantidades de yodo radiactivo y cesio se liberaron a la atmósfera. La mayor parte de este material fue depositado cerca de la instalación, pero el material más ligero fue transportado por corrientes de aire sobre Bielorrusia, el Federación de Rusia y Ucrania y, en cierta medida, en partes de Europa”, esgrime la OMS en este archivo.

El viento en Chernóbil

Tal y como detallan desde el departamento de Meteorología de Eltiempo.es, “en la superficie las presiones eran altas. Sin embargo, había una pequeña depresión en altura, que ayudaba a la inestabilidad. En el mapa de precipitación se puede ver cómo en la zona del accidente hubo precipitaciones y si vemos el mapa de viento se aprecia que durante esos días predominó el viento de sureste, lo que pudo influir en la distribución de la contaminación nuclear”, explican.

*Viento en Chernóbil. Fuente: Reanálisis NCEP/NCAR – NOAA

El viento transportó el material radiactivo ligero sobre Ucrania, Bielorrusia, Rusia y, en cierta medida, sobre Escandinavia y Europa afectando a un área superior a los 200.000 kilómetros cuadrados, según estimaciones publicadas en la web de Foro Nuclear y diversos estudios mencionados por la Asociación Nuclear Mundial.

Consecuencias para la salud del accidente de Chernóbil

El documento de la OMS detalla que de los 600 trabajadores presentes en la central nuclear de Chernóbil durante el accidente el 26 de abril, 134 recibieron dosis muy altas y 28 de ellos fallecieron en los tres primeros meses como consecuencia de la exposición a altísimos niveles de radiación.

Además, tiempo después del accidente se diagnosticaron más 6.000 casos de cáncer de tiroides en niños y adolescentes Bielorrusia, Ucrania y las regiones cercanas de Rusia, según la OMS. La mayor parte de este material fue depositado cerca de la instalación, pero el material más ligero fue transportado por corrientes.

“Estos cánceres de tiroides son atribuibles a la ingesta de yodo radiactivo y se espera que aumente en la incidencia de cáncer de tiroides debido al accidente de Chernobyl continuará durante muchos años más, aunque los aumentos a largo plazo son difíciles de cuantificar”, expone el documento.

Otras fuentes, como el informe publicado por Greenpeace en el año 2006, estimaban que 20 años después del accidente había 200.000 víctimas mortales por culpa de Chernóbil en las tres repúblicas ex-soviéticas. “En los últimos 15 años se habrían producido 60.000 muertes en Rusia atribuibles al accidente de Chernóbil y se estima que el total de las pérdidas de vidas para Ucrania y Bielorrusia podría alcanzar otras 140.000”, esgrimía este informe.