Secciones

Actualidad Alertas en ríos y playas gallegas por contaminación por cenizas

Las lluvias de los últimos días arrastran las cenizas hasta las playas del sur de Galicia.

VÍDEO. ASÍ DE RÁPIDO SE PUEDE EXTENDER UN INCENDIO

Los incendios que azotaron Galicia hace unos meses después de que ardiesen unas 80.000 hectáreas de monte, todavía están dejando su huella en el paisaje.

Después de una intensa sequía, las últimas lluvias están arrastrando río abajo las cenizas de los incendios. Conocido como chapapote de monte, este desastre no solo arrasa con la vegetación.

Investigadores de MED_Soil Research Group (Universidad de Sevilla) y de Materia Orgánica en Suelos y Sedimentos (MOSS), han realizado un estudio sobre la hidrofobicidad del suelo, llegando a la conclusión de que se está alterando la composición molecular de la materia orgánica.

El ‘chapapote de monte‘ es una mezcla heterogénea de sedimentos y ceniza que son arrastrados con las primeras lluvias desde zonas quemadas. Tras los incendios, desembocan en las rías y costas afectando gravemente a sistemas naturales y productivos.

Las lluvias de los últimos días arrastran las cenizas hasta las playas del sur de Galicia.

Las sucesivas borrascas de esta semana arrastran las cenizas de montes quemados que contaminaron pozos, manantiales, ríos y rías en las zonas que más sufrieron el fuego.

Ahora se teme a la contaminación por hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), contaminantes orgánicos tóxicos, que en mayor o menor medida tienen efectos carcinogénicos.

De momento la Xunta está trabajando para evitar el arrastre de sedimentos, pero los temporales y las fuertes lluvias consiguen transportar todavía restos en aquellas zonas donde la vegetación aún es insuficiente.

Los incendios de Galicia dejaron miles de hectáreas arrasadas por los ochenta incendios registrados.

VÍDEO. EL PROBLEMA DE LOS INCENDIOS FORESTALES EN ESPAÑA