Secciones

Actualidad Alerta por plagas de mosca negra en Madrid

Estos molestos insectos han provocado varios ingresos en urgencias en distintos municipios de la región

VÍDEO: ANIMALES QUE LLEGAN SIEMPRE CON EL CALOR

Varios vecinos en distintos municipios de la Comunidad de Madrid han sufrido las dolorosas mordeduras de la mosca negra, un molesto insecto que puede provocar un intenso dolor e hinchazón pero que no conlleva ningún riesgo de transmisión de otras enfermedades.

mosca negra

En concreto, en las últimas semanas la presencia masiva de esta mosca negra, incluso ha llegado a considerarse una verdadera plaga para su ciudadanos en lugares como Valdebebas, San Fernando de Henares o Coslada, entre otro puntos de la región. Es más, el pasado mes de junio, un vecino de Aranjuez acudió a urgencias con más de 50 mordeduras de este insecto.

Según alerta la Comunidad de Madrid en su portal, en los últimos años la población de la mosca negra se ha detectado en la confluencia de los ríos Henares y Jarama por lo que los municipios de Alcalá de Henares, Arganda del Rey, Coslada, Mejorada del Campo, Rivas-Vaciamadrid, San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz y Velilla de San Antonio, han sido los más afectados en años anteriores. No obstante, en zonas del Manzanares y el Tajo, como Aranjuez, también se ha constatado su presencia.

Si presentan signos generales de reacción alérgica se debe acudir a urgencias

De hecho, este año el Ayuntamiento de Madrid también ha realizado unos trabajos de conservación en el río en contra la mosca negra en los que han realizado tratamientos de fumigación inocuos y biocidas en larvas. “Si bien la situación en Madrid está controlada y supervisada, en determinados casos, las mordeduras podrían resultar dolorosas y requerir atención médica”, advertían al inicio del verano desde el consistorio de la capital.

Consejos y tratamiento

Por su parte, desde la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) detallan que la mosca negra o simuliidae, más pequeña que una mosca habitual, se ha extendido distintos puntos de España como Madrid, Aragón, Murcia y Cataluña.

No hay riesgo de que transmitan enfermedades

“Al contrario de lo que muchas veces se cree, la mosca negra no pica, sino muerde. Inyecta además un anestésico que provocará que nos demos cuenta horas más tarde de que nos ha mordido”, explicaban en nota de prensa el pasado verano. Estas mordeduras suelen ser muy dolorosas y pueden durar hasta una semana. Además, aunque no hay riesgo de que transmitan enfermedades, en personas susceptibles pueden provocar reacciones alérgicas.

“En caso de picadura, lo primero es limpiar la zona y aplicar hielo para disminuir la inflamación”, detallan desde esta entidad. Asimismo, se recomienda el uso de cremas o pomadas emolientes para evitar el picor, y en ciertos casos se puede recurrir a ciertos tratamientos como anttiinflamatorios, antihistamínicos o corticoides.

“Si presentan signos generales de reacción alérgica como hinchazón en la cara o labios, dificultad para tragar, voz ronca, dificultad respiratoria, etc…, se debe acudir a urgencias”, advierten.