Secciones

¿Sabías que...? El desconocido diario de un alérgico al frío

La “urticaria a frigore” es una alergia que se caracteriza por la aparición de ronchas, hinchazones o picor como reacción del cuerpo ante el frío

alergico-al-frio-alergia

Desde la preadolescencia, Toni convive con una alergia poco frecuente que le provoca desde moqueo hasta ronchas en la piel, hinchazón de las extremidades que, en función de la intensidad, puede llegar a generarle dificultades para ponerse los zapatos. Esta enfermedad no es otra que la desconocida la alergia al frío, también denominada “urticaria a frigore”.

“La alergia al frío empezó a manifestarse cuando tenía unos 12 años, pero ha ido evolucionando, y mucho, con la edad”, detalla Toni Pomer, una de las miles de personas que padecen esta patología.

Síntomas de la alergia al frío

Los síntomas que presenta pueden ser muy variados e incluso muy incómodos. Esto le dificulta, en los eventos más extremos, realizar tareas cotidianas con normalidad y tener a recurrir a ropa de abrigo.

En las primeras etapas de la alergia, en cuanto hacía frío, “las manos y los pies se me hinchaban, y el picor era insoportable”, recuerda Pomer quien detalla además que en algunos casos los pies llegaban a hincharse tanto que no podía ponerse algunos calzados.

Una situación que combatía esperando a que se pasaran los síntomas, abrigándose mucho más que otras personas y buscando fuentes de calor y calefacción.

La `urticaria a frigore´ se define porque en la zona de contacto con temperaturas bajas aparece picor, ronchas, habones e hinchazón

“Tenía que pasarme todo el invierno con guantes y calcetines muy gordos, incluso a veces los llevaba dobles, también dentro de casa o dentro del aula del colegio o instituto, para evitar la manifestación inicial de los síntomas” que en el caso de Pomer afectaban exclusivamente a las extremidades. Y añade: “curiosamente durante mi estancia en Madrid, una ciudad en la que el invierno es bastante intenso, ese frío seco y gélido de la sierra nunca me supuso un problema para mi alergia al frío”.

Causas de la alergia al frío

Desde la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica (SEIAC) explican que los principales desencadenantes de la urticaria por frío o urticaria a frigore son la exposición a vientos fríos, la inmersión en agua a baja temperatura, el contacto con objetos congelados o la ingestión de alimentos o bebidas frías.

“Tenía que pasarme todo el invierno con guantes y calcetines muy gordos, incluso a veces los llevaba dobles, también dentro de casa”, cuenta Toni

“La `urticaria a frigore´ es un tipo de urticaria física que se define porque en la zona de contacto con temperaturas bajas aparece picor, ronchas, habones e hinchazón”, explicaba la doctora Marta Ferrer, coordinadora del Comité de Alergia Cutánea de la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica (SEIAC) en nota de prensa.

Unos síntomas que suelen aparecer muy rápidamente pero que suelen desaparecer en menos de dos horas, cuando la parte del cuerpo afectada recupera su temperatura normal. Además, este tipo de alergia no es muy frecuente pero que durante el invierno aumenta su prevalencia, tal y como detallan desde esta sociedad.

alergico al grio

Evolución de la sintomatología

No obstante, con el paso de los años, la intensidad de la sintomatología de Toni descendió y redujeron su frecuencia hasta convertirse en un cuadro parecido al de una alergia nasal. “Actualmente los síntomas son estornudos y moqueo durante un buen rato hasta que se mitigan por sí solos y se suelen dar cuando, por ejemplo, me cambio de ropa aunque también me afecta de manera extrema el aire acondicionado”, subraya Pomer.

“Un aire acondicionado me provoca un cambio de temperatura corporal que dispara los síntomas casi instantáneamente”

Esta situación provoca que incluso en verano, ante una climatización a baja temperatura, se manifiesten estos síntomas de la alergia al frío. “Es irónico que cuando me molesta más una alergia al frío es en verano, y no en invierno, debido a la invasión de aires acondicionados en todas partes, más aún cuando es en un coche”, destaca Pomer.

Soluciones para la alergia al frío

Por ello, Toni ha optado por adoptar sus propias soluciones para combatir estos síntomas. Así, la ropa interior debajo de las camisas, en pleno verano, se ha convertido en su compañera diaria. “Un aire acondicionado o un viento fuerte me provoca un cambio de temperatura corporal que dispara los síntomas casi instantáneamente”, asegura.

A día de hoy, un momento en el que la alergia al frío de Toni Pomer, ha disminuido su intensidad, cuando los síntomas se manifiestan con estornudos y mocos, sí le ayuda a combatir estos cuadros algún tipo de antihistamínico.

VÍDEO RELACIONADO: MITOS Y VERDADES SOBRE LA ALERGIA

  • Pues años pasados…cuando las estaciones estaban definidas, en invierno hacia frio, heladas y no como hace años …temperaturas de 14, 15, y más en invierno!!!…insisto cuando el clima no estaba tan manipulado y lo que se producia a ciertas personas eran sabañones…..alergias…ummm como te gustan las alergias…

    Responder