Secciones

¿Sabías que...? Alergia al agua: cuando el sudor te ‘mata’

Aunque la alergia al agua o urticaria acuagénica no es muy común, así viven las personas que la sufren a diario

Hace unos días escribíamos acerca de la alergia al sudor, un trastorno que provocaba la aparición de erupciones cutáneas con motivo de una excesiva transpiración. Menos común es todavía la alergia al agua. ¿En qué consiste?

Muy pocas personas pueden contar en primera persona lo que se siente al sufrir alergia al agua, y es que se estima que solo unas 40 personas en todo el mundo están diagnosticadas.

Las personas que padecen esta extraña patología desarrollan una incómoda urticaria  al entrar en contacto con agua, independientemente de la temperatura a la que esté. Esto hace que actividades cotidianas como ducharse, pasear bajo el agua o incluso sudar o llorar, tengan consecuencias en forma de urticaria en la piel.

¿Cuál es la causa de la alergia al agua?

Aunque no hay muchos estudios que hablen sobre esta patología, científicos creen que tiene una gran parte genética. Sin embargo, rara vez, varios miembros de una familia la padecen.

Normalmente no convive con nosotros desde el nacimiento, sino que aparece en la adolescencia y son las mujeres quienes tienen mayor probabilidad de sufrirla. Aún así, se han dado casos en ambos sexos y hasta en edades adultas.

Conocida también como urticaria acuagénica, se presenta sobre todo en el tronco, cuello, brazos, hombros y espalda. Cuando los afectados entran en contacto con el agua, ésta se disuelve y las células encargadas de la defensa del organismo liberan histamina.

Las personas que padecen esta extraña patología desarrollan una incómoda urticaria  al entrar en contacto con agua

Esta urticaria suele desaparecer pasados unos 20 minutos desde el contacto, aunque en algunos casos puede llegar a durar horas. Otros síntomas son dolores de cabeza, inflamaciones e incluso obstrucción de la garganta.

¿Cómo detectar si tenemos alergia al agua?

El método que suelen utilizar los médicos para su detección es colocar una compresa de papel empapada en agua a una temperatura de 35ºC sobre la espalda de la persona, y esperar algo menos de media hora. Si aparecen ronchas o inflamación en la zona daremos positivo.

Tratamiento para combatir la urticaria acuagénica

Aunque no existe un tratamiento común a todas las personas, normalmente a los pacientes se les proporciona antihistamínicos y esteroides, bastante efectivos para rebajar la inflamación.

VÍDEO: OLA DE CALOR. ¿QUÉ ES Y CUANDO SE PRODUCE?


  • Me sorprende lo de 40 personas en el mundo. Porque yo padecía alergia al agua y conozco a algunas personas más en mi ciudad. Después de muchos años de padecimiento y tratamientos médicos descubrí por casualidad lo que me pasaba.

    Tengo una excelente piel que me permitía ponerme morena sin tomar baños de sol. Morena, morenísima y nunca me quemaba. Y además nunca se me quitaba el moreno del todo, así que de un verano para otro siempre tenía marcas del reloj, anillos, tirantes, bañadores, sandalias, etc.

    Pero dejé de ir a la playa unos cuantos años y se me quitó el moreno y se me quitaron los picores por el agua aunque yo no relacioné una cosa con la otra. Y un verano, una semana en un pantano, vuelta y casa y vuelta los picores. Mi piel morena como era habitual. Dejé de tomar el sol totalmente. Y nunca más me ha vuelto a picar la piel.

    El problema que 30 años sin tomar el sol me ha llevado a no tener vitamina D con el consiguiente problema para los huesos. De eso no me advirtió ningún médico y ya es tarde para aprenderlo.

    Si alguien quiere aprovechar mi experiencia, ojo con la vitamina D.

    Responder