Secciones

Consejos Aire puro en casa: cómo conseguirlo en 5 pasos

Mantener una correcta calidad del aire en el hogar no sólo es posible, sino que es más fácil de lo que nos imaginamos

ventana-purificar-aire

Respirar aire puro en casa es posible aunque vivas en la ciudad. Con las calles llenas de polución, las carreteras repletas de coches y el ambiente durante esta época del año plagado de polen, a veces, parece complicado mantener nuestro hogar ajeno de todos estos factores.

Si miras al trasluz a través de las ventanas verás que el ambiente de tu casa también está lleno de pequeñas partículas y polvo en suspensión, causantes en muchas ocasiones de que tosas, estornudes, se irriten tus ojos y agraven los síntomas de otras patologías, como la alergia o el asma.

Mientras que la lluvia limpia el ambiente de la contaminación en los espacios abiertos, en las zonas cerradas nos es más complicado deshacernos de forma natural de los agentes contaminantes, como el polen, gases tóxicos, bacterias, el humo del tabaco, el polvo y toda una serie de partículas microscópicas que perjudican nuestra salud, sobre todo, la de las personas más vulnerables, niños y ancianos.

Sin embargo, mantener una correcta calidad del aire en el hogar no sólo es posible, sino que es más fácil de lo que nos imaginamos. Si entras en casa y los síntomas de la alergia no sólo continúan, sino que se agravan, si vives en zonas en donde la polución exterior es más que notable, si padeces enfermedades respiratorias o si simplemente quieres garantizar el aire puro en tu hogar, toma nota de estas recomendaciones para que tu casa respire adecuadamente.

1 – Limpia la casa y recoge

Parece algo muy básico: la acumulación de trastos en el hogar genera y almacena polvo, ese conjunto de partículas diminutas que flotan en el aire y que se depositan en todos los objetos formando una capa de suciedad.

Si quieres mantener limpio el aire de tu casa, la limpieza es el primer paso. Pasa la aspiradora con frecuencia y evita utensilios de limpieza como los plumeros que esparcen las partículas en vez de eliminarlas. Fíjate también en los productos de limpieza que utilizas o desinfectantes, ya que su composición puede ser especialmente agresiva y esas partículas tóxicas también permanecerán en el ambiente.

Presta más atención aún a la ropa de cama (cortinas, alfombras, edredones, cojines…). Los tejidos de estos objetos son grandes acumuladores de alérgenos y otras partículas contaminantes.

2 – Ventila de forma correcta

No hay que perder la vieja costumbre de nuestras abuelas de abrir las ventanas nada más levantarnos para ‘airear’ la casa. A primera hora de la mañana y a última hora de la tarde -antes de que se haga de noche- es el mejor momento para ventilar los espacios cerrados. ¿Por qué? A esa hora el tráfico todavía no ha sufrido el mayor repunte y el número de partículas suspendidas el aire es menor.

Ventilar es crucial para movilizar el aire nuestros hogares. Pero recuerda, por el mismo espacio por el que salen las partículas también entran. Así que no dejes las ventanas abiertas durante más de media hora. 

3 – Purifica el ambiente

Abrir las ventanas un rato no es la solución definitiva a los problemas de contaminación en los espacios cerrados. Si eres exigente y no quieres tampoco que te lleve demasiado esfuerzo, lo mejor es que alguien lo haga por ti. Hablamos de los purificadores de aire. Unos aparatos que filtran el aire de los espacios cerrados y limpian del ambiente de forma efectiva y rápida todos los agentes contaminantes.

Rowenta cuenta con el purificador Intense Pure Air, capaz de filtrar el 100% de los alérgenos y partículas finas. Su gran capacidad de purificación -con cuatro niveles- te permitirá no sólo deshacerse de los elementos contaminantes más visibles (polvo, pelusas, pelos…), sino también de las partículas más pequeñas, invisibles al ojo humano, como bacterias, virus, alérgenos de todo tipo, el polvo más fino y el formaldehído.

purificador de aire rowenta

Cuando más agradecerás la existencia de estos aparatos será por la noche, a la hora de dormir, ya que a la hora de acostarte respirarás mejor, garantizando tu sueño y levantándote más despejado. Y no te molestarán porque son totalmente silencioso. 

Además, podrás conocer tanto el nivel de calidad del aire en tu casa gracias a unos indicadores de medición en tiempo real como el del exterior, gracias a la aplicación móvil a la que va conectada el purificador.

4 – Naturaleza en casa

Las plantas no están prohibidas en casa. Al contrario. Existe una batería de plantas que contribuyen a la purificación del aire en casa y oficinas. La NASA hace unos años las identificó en un completo estudio. Entre ellas, se encontraban la palmera de bambú, la lengua de suegra, las sansevierias, la espada de San Jorge, la flor de la paz o el árbol del caucho.

Pero la naturaleza no sólo debe manifestarse en nuestros hogares en forma de plantas. Si quieres evitar que las partículas tóxicas se extiendan por tu hogar, presta mucha atención a los tejidos y materiales que tienes en ella. Debes saber que muchos objetos de construcción, pegamentos o pinturas poseen elementos tóxicos que desprenden contaminantes al ambiente. Lo mismo ocurra con algunos materiales textiles.

Apuesta por las fibras naturales en el hogar, como la lana o el algodón; y por el bambú, el vidrio o el corcho para el mobiliario. También existen pinturas ecológicas que no enturbiarán tu zona de confort.

plantas purificar aire hogar

La humedad: tu peor enemiga

El desfase de temperatura del interior con respecto al exterior puede provocar problemas de condensación en casa. Y esto se traduce en la aparición de moho en las paredes, cuando la humedad interior supera los niveles recomendados.

El moho es un gran acumulador de partículas contaminantes. Por eso, para mantener los espacios cerrados secos, es necesario tener una correcta ventilación, limpiar intensamente con agua y jabón las zonas donde es más frecuente que aparezca -al lado de las ventanas, por ejemplo- y utilizar otra serie de aparatos, como el deshumidificadores como el Intense Dry Control de Rowenta, que deshumidifiquen el ambiente.