Secciones

Actualidad ¿Las cabañuelas aciertan el tiempo?

Las cabañuelas es un método de predicción meteorológica cuyo origen se remonta a la civilización Maya. Los mayas utilizaban este sistema para predecir el tiempo de su quehaceres agrícolas. El origen del termino “cabañuelas” proviene del nombre “caban”, término con el que designaban a uno de los días de la semana del calendario Maya. El  año Maya consta de 19 meses, y cada mes era de 20 días, uno de estos días, era el  “caban”

calendario maya

“Las cabañuelas consisten en predecir el tiempo que va hacer el año venidero, y se realiza en el mes de agosto. Constan de dos parte; las cabañuelas y  las retornas. Las cabañuelas van hacia abajo y las retornas van hacia arriba. El día 1 sería el día del juicio universal, el día 2 correspondería al mes de enero, el día 3 al mes de febrero y así hasta llegar al día 13 que sería diciembre. Las retornas serían al contrario hacia arriba. Así el día 14 sería diciembre, el día 15 noviembre y así sucesivamente hasta llegar al día 24 que sería enero. Después se casan todos los datos que hayamos recogido y de ellos salen las cabañuelas,” nos explica Alfonso Cuenca García, del Centro de Interpretación De Las Cabañuelas C.E.I.C.A. de Jaén.

No es cierto que las cabañuelas estén reñidas con las predicciones meteorológicas actuales. De hecho, con los conocimientos de unos y los conocimientos de los otros se puede predecir mucho mejor el tiempo,  y así anticiparse a los fenómenos atmosféricos que hay, y prevenir muchas catástrofes que hoy en día se producen.

“Además, cualquiera que tenga unos conocimientos o le hayan enseñado a interpretar lo que está viendo, puede ser cabañuelista. Hay que tener bastante paciencia a la hora de estar cogiendo los datos que la naturaleza nos va dando día tras día,” afirma el experto cabañuelista Alfonso Cuenca.

Hay que estar mirando todo lo que ocurre en nuestro alrededor y observando todo,  al mismo tiempo que vamos apuntándolo.

Alfonso Cuenca, nos cuenta que las cabañuelas indican un invierno más seco de lo normal, con bastantes nieblas matinales y unas temperaturas de primavera no habituales en estas fechas. Febrero será el único mes que tendremos con lluvias, que serán débiles y algo tormentosas, y a principios de marzo tendremos bastante sol con temperaturas más altas de lo habitual. En la segunda quincena volverán otra vez las lluvias y algunas tormentas.

“En el siguiente pronóstico los meses están desglosados por semanas para que podamos ver mejor la evolución del tiempo, pues tienen un radio de acción de unos 250 a 300 kilómetros desde el punto de observación,” concluye el cabañuelista.

cabañuelas