Secciones

Actualidad Vuelos más rápidos por el JetStream

Esta pasada madrugada del jueves, los pasajeros del vuelo British Airways 114 que salía desde Nueva York con destino Londres vieron como el viaje, lejos de llegar con retraso, se realizaba en tan solo cinco horas y veinte minutos, cuando lo habitual es que este tipo de vuelos duren más de seis horas.

La explicación se encuentra en el famoso JetStream o Corriente en Chorro Polar que alcanza su máxima intensidad en los meses de invierno, cuando el contrate de temperatura entre el ecuador y el polo norte es mayor. Ese descenso de la Corriente en Chorro Polar esta también asociado al frío polar que está afectando estos días a EEUU y a las tormentas y lluvias que están afectando al norte de Escocia.

Que es la corriente en chorro

El Jetstream es una corriente de aire en altura, entre los 7.000 y 16.000 metros, discurre a lo largo de miles de kilómetros en una franja de varios centenares de kilómetros de anchura y con un espesor de varios kilómetros. Existen cinco grandes corrientes en chorro en la Tierra, (7 si contamos las que aparecen sobre el Ártico y la Antártida). Tenemos, por la simetría esférica del planea, dos chorros polares en latitudes medias en cada hemisferios, dos subtropicales a mayor altitud.

El chorro polar es el que afecta principalmente a la Península Ibérica y el responsable de esta velocidad tan asombrosa del vuelo Nueva York-Londres.

Vuelos que duran menos de oeste a este

Los aviones utilizan las corrientes en chorro para ser empujados por el viento en sus trayectos, ahorrar tiempo y combustible. Cualquier avión que viaje de oeste a este puede utilizar estos canales para acortar la duración del viaje.