Secciones

Consejos 6 consejos para proteger a tu bebé del sol

Ya es verano y muchos padres, primerizos o no, elegirán un destino vacacional soleado, ¡es lo que nos pide el cuerpo en esas fechas! Pero seguro que no descansarán lo necesario porque estarán pendientes de la salud de su bebé, y por eso desde eltiempo.es queremos dejártelo en bandeja para que tengas claro lo que debes hacer para proteger a tu bebé del sol y puedas descansar un poco más, solo un poquito…

  • No se debe exponer directamente al sol a los bebés de menos de 6 meses. Tampoco es recomendable llevarlo a la playa, y si lo haces mantenlo bajo la sombrilla.
  • No lo dejes blanco como una bola de nieve. Los niños menores de 6 meses podrán utilizar una protección solar específica para ellos, pero se debe aplicar solo en las zonas expuestas al sol; aplica la crema media hora antes de la exposición solar y después cada dos horas. Tienen una piel tan sensible que además podría irritarse debido a los componentes químicos de los protectores solares. La crema solar debe ser resistente al agua y a la fricción, que combata los rayos UVB y UVA. Pero recuerda que la mejor protección es la sombra. ¡Y a ti seguro que también te viene bien algo de sombra!
  • En los primeros meses dale paseos de 5 a 20 min para que sus huesos obtengan la vitamina D que normalmente se adquiere a través de los rayos directos del sol. Pero en verano evita los paseos entre las 11 y las 16 horas. No solo por los rayos ultravioleta, sino también por la elevada temperatura. El organismo del bebé tiene una capacidad reducida para eliminar el calor a través del sudor, por lo que el riesgo de sufrir un golpe de calor es más elevado.
  • La ropa es su mejor escudo. Siempre debe llevar una gorra o sombrero para protegerse del sol. Vístelo con ropa de algodón puro, holgada y de color claro. Además, hay trajes de baño y camisetas que protegen del sol. Pero ojo, ¡no lo vayas a abrigar como si fuese invierno! Mantenlo a una temperatura fresca.
  • Evita los golpes de calor, que esté siempre lo suficientemente hidratado, dale de beber tanto líquido como sea necesario.

En definitiva, la protección de tu bebé frente al sol es una cuestión de sentido común y precaución, tampoco hay que obsesionarse pero sí tener cierto cuidado con el sol. Y ya sabes, cuando sea más mayor enséñale lo importante que es protegerse del sol. Puedes dejarnos tus preguntas o comentarios aquí o en @TiempoConsejos.